Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un lugar llamado desarrollo   Coaching   -   Sección:   Opinión

¿A qué dedicar nuestra vida profesional?

La tecnología también ha venido para que el ser humano deje de hacer trabajos con poco valor añadido
César Piqueras
@cesarpiqueras
miércoles, 5 de octubre de 2016, 01:23 h (CET)
Quizás seas una persona joven, que todavía tiene mucho por delante, o quizás tengas una edad mayor y todavía pienses que te queda mucho por hacer, o estés pensando en hacer cambios, la cuestión es que a lo mejor tu vida profesional te preocupa de algún modo y te gustaría saber a qué dedicar los próximos años de tu vida. Este artículo te interesa sí o sí…

Hoy estoy en Sevilla, estaré formando todo el día a un equipo de personas que aprecio mucho, uno de los grandes players del sector salud a nivel nacional. Esta tarde viajaré a Madrid, mañana trabajo allí.

Estamos presenciando muchos cambios en todos los sentidos, cambios que nos afectarán radicalmente, y que lo cambiarán casi todo en menos de 25 años. De ahí que uno tenga que trabajar con ciertas suposiciones para hacer frente a su futuro.

Hacia dónde orientar tu carrera profesional
El mundo evoluciona y aunque queda bastante claro que los empleos actuales no se parecerán en nada a los del futuro (si los hay), no es lo mismo pensar en un horizonte cercano: 5 años que en algo más lejos 20, 30 o 50 años.

En 5 años la fruta se recogerá a mano todavía. En 50 lo harán las máquinas. Drones en definitiva.
En 5 años los camiones seguirán llevando conductor. En 20 años ya no llevarán conductor.
En 5 años todavía habrá empresas que manufacturen. En 15 años pocas empresas tendrán manufactura, excepto en India y África.
En 5 años los operarios que intervienen en una autopista seguirán existiendo. En 30 años las tareas de mantenimiento, supervisión y gestión las harán las máquinas, apoyadas por técnicos que trabajarán desde su casa seguramente.
… y así con casi todo lo que ahora ves a tu alrededor…

El mercado de trabajo cambiará radicalmente en unos años, y esto es imparable. En 30 años pocas personas irán a trabajar a algún lugar, porque su lugar de trabajo estará detrás de una pantalla desde su casa o desde cualquier lugar del mundo. Trabajarán tomando decisiones que afecten a sus empresas o puestos de trabajo, algo que las máquinas tardarán algunas décadas más en poder hacer por sí mismas de forma global.

De ahí que cuando alguien me pregunta a qué dedicarse suelo tener varias cosas claras. Teniendo en cuenta un horizonte de trabajo entre el 2016 y el 2060 por ejemplo.

Dedícate a algo que te permita obtener un salario con ingresos variables

Si eres ambicioso conseguirás un plus cada mes que servirá para ahorrar y así pagar tu pensión en el 2050. En esa fecha difícilmente podrás cobrar una pensión como las que hoy ves en tus padres o abuelos. No habrá suficientes pagadores de esa pensión y los mayores vivirán muchos años. Los números no engañan. Mira la pirámide demográfica publicada por el INE.

piramide demograficaEs evidente que nuestra esperanza de vida va creciendo con el paso de los años. La esperanza de vida a los 65 años en el 1991 era de unos 17 años más (es decir de 77 años), cuando nosotros tengamos 65 años será de aproximadamente 95-99 años.

esperanza de vida inePor mucho que algunos dirigentes políticos digan: “Las pensiones del futuro están garantizadas”. Que nadie se lo crea. Es mentira. Con los datos que contamos actualmente, nadie puede garantizar las pensiones en el 2050. Bajo mi punto de vista quien diga esto debería estar en la cárcel. Luego vienen algunos y dicen “Si no se robara tanto habría para pensiones”. Es mentira también. No da para pensiones, aunque todos los que roban fueran muy honrados.

Estos y otros datos me vinieron inspirados después de hablar durante la comida del martes pasado con David Peñarrocha, un crack de muchas cosas, quien me referenció a un documento del Instituto Nacional de Estadística que todos tendríamos que leer. Aquí lo tienes, imprímelo y léelo.

Dedícate a algo que aporte valor añadido
Todo lo que sea producir y manufacturar a mano tiende a desaparecer. En una empresa con la que trabajo hace poco había un operario alimentando de piezas metálicas a una plegadora automática. Ahora han puesto a un robot. Por 50.000€ la empresa ha conseguido mejorar en muchos factores, más productividad, menos accidentes, más calidad, menos absentismo y más económico. Han podido reubicar a la persona… pero esto no siempre es así.

De no ser así, todavía estaríamos arando la tierra con bueyes. Quizás te pelees con esta idea, pero no vas a conseguir nada haciéndolo.

Los puestos de trabajo cambian con el paso de los años y lo que estamos viviendo ahora es una auténtica revolución. Acéptalo y adáptate.

Así que si estás pensando en orientar tu carrera profesional a la manufactura de algo, o a algo que pueda hacer en menos de 20 años un dron, robot o similar, entonces cambia de idea. Porque ocurrirá.

Por ejemplo, ahora no tiene sentido que un hijo de 18 años piense en ser camionero como su padre. Más que nada porque en 15 años no tendrá trabajo. Al igual que taxista u operario de fábrica.

Todo lo que no aporte un valor añadido directo que vaya más allá de la mano de obra será sustituido tarde o temprano. Dependiendo de la complejidad del proceso productivo.

La industria del automóvil hace tiempo que aplica estos principios, por eso es de los sectores más punteros en productividad y calidad. Pero no para todos los puestos se puede sustituir a una máquina por un robot ¿o sí?

Por ejemplo, todavía hay muchas personas en empresas manufactureras que chequean la calidad final del producto, parece necesario. De alguna forma el ojo humano parece que es muy preciso y en ese punto de la línea de producción: la fruta, bandejas de carne u otros productos tienen que ser chequeados por una persona. Esto está desapareciendo drásticamente con los avances en visión artificial que estamos viendo. Es un puesto que tiende a desaparecer.

Cargar un camión: tiende a desaparecer.
Alimentar la línea de producción con materiales: tiende a desaparecer.
Llevar las cosas de un lugar a otro: tiende a desaparecer.
Si se puede hacer a mano sin pensar demasiado: tiende a desaparecer.

No con esto quiero decir que todo lo artesanal o a mano vaya a desaparecer completamente, sino que va a sufrir un drástico descenso, hasta quedarse en algo anecdótico de lo que es, en algo vintage, pero que sólo dará para unos pocos.

En puestos de cuello blanco no nos salvamos. Hay una gran cantidad de personas que están saliendo del mercado de trabajo porque su saber hacer ya no es válido. Porque todo es más fácil ahora gracias a la tecnología. Esto duele, pero es así. Ocurre en casi todas las empresas, menos en la administración pública, el único lugar en el que se puede ser improductivo si se desea sin demasiadas consecuencias. Sueño con que algún partido político se comprometa a cambiar la productividad de nuestra administración pública de raíz (digo esto con todo el respeto a los que hacen un gran trabajo).

Si estás pensando a qué dedicar tu vida profesional o la de tus hijos entonces piensa con algo que no sea sustituible en los próximos 25 años. De lo contrario te quedarás obsoleto/a.

En los próximos 200 años casi todo lo harán las máquinas, pero de momento tú y yo no nos tenemos que preocupar de eso. Vamos a preocuparnos de los próximos 25-35 años que es suficiente para no quedarnos obsoletos.

Espero no haber sembrado dentro de ti ningún miedo con este post, tan sólo haber removido un poco tu conciencia sobre lo que está cambiando el mundo, y sobre las opciones que creo que tenemos:

Orienta tu carrera hacia un trabajo con ingresos variables (o grandes ingresos) que te permitan pagar tu propia jubilación.

Orienta tu carrera hacia un trabajo que aporte valor añadido, que no pueda ser sustituido por un robot o quedar obsoleto en los próximos 25 años.

Es posible que tengas muchas preguntas, que me odies por decir esto e incluso que te sientas con sentimientos contradictorios, con preguntas del tipo “¿Y qué vamos a hacer con todas estas personas que se quedan sin trabajo?”, etc… Lo cierto es que yo no tengo respuesta. Solo sé que el mundo cambia y que el cambio que veremos en los próximos 30 años es mucho más drástico que el que hemos tenido en los últimos 30.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris