Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Mr. Bean en Europa

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
jueves, 7 de enero de 2010, 00:44 h (CET)
11,9 millones de euros desembolsó el gobierno de Rodríguez Zapatero del dinero de los contribuyentes para, entre otras cosas, “prestar asistencia técnica y seguridad a la web de la presidencia española”. Pues bien, exactamente cuatro días. Eso es lo que tardó algún anónimo en, aprovechando una vulnerabilidad XSS que cualquier principiante hubiera tenido prevista, sustituir visualmente la imagen del hijo del viento por la imagen de Rowan Atkinson, más conocido en el mundo por su hilarante personaje de “Míster Bean”, el cual saludaba a los sorprendidos internautas que accedían desde Google a la página propagandística con los ojos muy abiertos y un amable “hi there”.

Como no podía ser de otra forma, en el siglo en que ya no es posible ocultar suceso alguno gracias a la máxima expresión de la benéfica globalización, en cuestión de minutos la noticia, que a buen seguro tuvo que poner como una moto al engolado presidente español –cuentan que en Moncloa andan como locos a ver si localizan al autor de la broma; si a estas horas no han sido capaces dudo mucho que lo logren-, saltaba a los blogs y las redes sociales. Principalmente de la mano del cada vez más imprescindible Twitter. De ahí a la prensa digital y a las agencias de prensa nacionales e internacionales.

Moncloa, tal vez superada porque el mismo día de la pifia a eso de las ocho de la tarde la historia volaba de continente en continente y había sido recogida por Reuters, decidió negar que la web hubiera sido hackeada (en puridad no lo fue, aunque el resultado ha sido el mismo), para a continuación afirmar que la página se encontraba caída… por exceso de visitas. Porque el servidor, aclararon, no resistía 301 visitas por segundo. Toma nísperos. 48 horas después la página, en la cual las obsesiones frentistas de algunos brillan con luz propia, seguía sin estar accesible.

Los del PP deberían de exigir unas cuantas explicaciones por la imagen ofrecida (esto es como cuando tienes un hijo tonto: que una cosa es que en casa lo sepan y otra que se entere todo el mundo) en la sesión de control al gobierno. No lo harán. Porque lo cierto es que la página web del Partido Popular fue hackeada (en realidad se usó otro gravísimo fallo de seguridad propio de novatos que la misma tenía) 24 horas después de su presentación. Je. Supongo que Netoraton, por aquél entonces tan divertido con la tremenda metedura de pata de los populares, habrá dedicado unas cuantas entradas de su bitácora a chotearse de Mr. Bean. ¿O no?

Como resulta que la fama de nuestro ZP le precede, al día siguiente el jolgorio en la prensa internacional fue de los que hacen historia. Tanto en Europa como en América e incluso Australia. Horas después “Financial Times” remataba la “conjunción interplanetaria” anunciada por Leire Pajín al escribir un durísimo editorial en el que calificaban de “anodina incluso para los estándares poco exigentes de la mayoría de presidencias europeas” la agenda presentada por el español. Toma ya.

Y, por si todo lo relatado fuera poco, ese mismo día conocimos, entre asombrados, indignados y divertidísimos, la siguiente gran idea de los más de seiscientos asesores presidenciales: el “consejo de sabios” con el cual el presidente de los 4,5 millones de parados pretende arreglar “Uropa”. “Consejo de sabios” en el cual, y no es broma, están el magnífico amigo de Carlos Slim, Felipe González, Pedro Solbes, no hay dos sin tres, y el responsable de que miles de litros de leche española fueran tirados por el desagüe, Jacques Delors.

Ciertamente, la presidencia de “Uropa” de ZP no podía tener un comienzo más propio del personaje. Torpe, sectario y ridículo.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris