Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Yemen

Isaac Bigio
Isaac Bigio
martes, 5 de enero de 2010, 19:36 h (CET)
Occidente viene colocando a este país como el nuevo ‘santuario terrorista’ que sigue a Afganistán e Iraq. EEUU, Reino Unido, Francia y Alemania han suspendido parcial o totalmente sus embajadas aduciendo que temen represalias de Al Qaeda a raíz de que uno de sus miembros que fuera entrenado en Yemen fallase en explotar un avión en navidad sobre Detroit.

Yemen se encuentra en el rincón sudoccidental de la península arábiga pero se distingue del resto de la región en que éste tiene tierras más fértiles y pobladas pero, al mismo tiempo, tiene poco oro negro y mucha miseria. Esta es la única república en medio de una península que tiene 6 petro-monarquías.

Hasta el fin de la guerra fría esta nación, al igual que Alemania, se encontraba dividida entre dos Estados con sistemas contrapuestos. Tras que Alemania capitalista occidental se tragó al este, el Yemen del Norte se anexó al ‘socialista’ del Sur.

Ali Abdullah Saleh, presidente del Yemen del Norte desde el golpe que hizo en 1977-78, se convertió en el único mandatario que haya tenido el actual Yemen reunificado post-1990. Sin embargo, esta unificación viene fracasando pues su gobierno es jaqueado por insurgentes chiítas pro-Irán del norte y por ex-socialistas del sur.

Al Qaeda podrá querer aprovechar del caos para avanzar, pero más parece que las potencias necesitan del ‘cuco’ de Bin Laden para acentuar su ‘intervencionismo estabilizador’ en Yemen.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris