Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

¿Cataluña, nación? ¿Y yo qué?

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
martes, 5 de enero de 2010, 19:34 h (CET)
Aparte de preguntarme para qué sirve el Tribunal Constitucional si tarda tres años en sacar adelante una sentencia de la máxima importancia me pregunto si como adelanta hoy “El País” no van a dejar que Cataluña se erija en nación. ¿Por qué no?

A mí no me importa que Cataluña sea o no sea una nación. No sé si España es necesariamente una unidad de destino en lo universal, me gustaría creer que sí, pero eso es algo que se puede defender simplemente si la Constitución hablara de la indisolubilidad del Estado Español. Que Cataluña sea una nación no perjudica a nadie, ni a España ni a ningún ciudadano español.

Lo que sí perjudicaría a España y a la mayoría de los ciudadanos españoles sería si a partir de la aceptación de Cataluña como nación se pudieran derivar determinadas discriminaciones, si hubiera españoles de primera y de segunda. Por cierto, ¿eso no existe ya actualmente?

Porque si Cataluña es una nación ¿por qué no lo es Castilla? ¿Qué tienen las llamadas autonomías históricas que no tenga Castilla? ¿Historia? ¿Territorio? ¿Tradiciones, fueros y leyes de siglos? ¿Idioma propio, acaso Castilla no tiene un idioma propio? La indisolubilidad del Estado se puede defender aún aceptando que España está formada por varias naciones que confluyen por razones de la Historia en un solo Estado.

Pero de esa aceptación no pueden surgir privilegios, si naciones son Euskadi y Cataluña, iguales o mayores razones tienen Castilla o Aragón para serlo, sin que aceptarlo suponga la ruina del Estado ni la desaparición de España. Sin embargo a Castilla se le ha troceado en cinco autonomías de la señorita Pepis, buscando interesadamente su ruina y la pérdida de su influencia demográfica y territorial en la actual España constitucional.

¿Dónde nació este idioma que usted, lector, y yo estamos manejando? (¿dónde se aceptaba hasta ahora que estaba la cuna de este idioma?) ¿Por qué, entonces, se le llamó castellano y no riojano? Puestos a dividir a Castilla, inventándose una Castilla-La Mancha, ¿por qué no inventaron también una Castilla-La Tierra de Campos? ¿O por qué a nadie se le ocurrió inventar una Cataluña-El Valle de Arán con su autonomía correspondiente?

A nadie perjudica que Cataluña sea una nación si de ello no se obtienen discriminaciones económicas, sociales o legales. Por cierto, eso ya está ocurriendo ahora, eso ya ocurría en pleno franquismo, ¿cómo es que las guías telefónicas de Cataluña están llenas de apellidos como Fernández, García o Martínez mientras las de Castilla no están llenas de Fortuny, por poner un elemental ejemplo? Y esas discriminaciones vienen ocurriendo desde la dictadura, en Castilla faltan tres millones de ciudadanos, y sus descendientes, que se vieron obligados a emigrar porque las fábricas se ponían donde no había población, obligando así a grandes movimientos de población que ahora producen riqueza y pagan impuestos fuera de su lugar original.

Y luego nos vienen a contar esa memez supina de “Espanya ens roba” ¿Acaso los ciudadanos de Cataluña pagan más impuestos que los de Palencia? Que España nos devuelva esos tres millones de ciudadanos, sus hijos y sus nietos. Ya, que es tarde.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris