Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

Zapahueropeos

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
lunes, 4 de enero de 2010, 06:47 h (CET)
Los hados han querido proporcionar dos semanas de vacaciones a los lectores que me siguen en la prensa de papel. Los viernes pasado y próximo, días de mis columnas, son días sin prensa. Así que me he permitido descansar un poco, ustedes comprueban que en Internet uno sigue enchufado a la columna, y dedicarme a pensar en el próximo año, el año en que seremos Zapateuropeos. Zapahueropeos.

Nuestro gobierno esta gastado, desgastado y malgastado. Se le acumulan los problemas sin resolver o mal resueltos (hay que hacer una gran excepción con el asunto de Air Comet) y ni Rubalcaba es lo que era ni la vicepresidenta está con las fuerzas habituales. Zapa sí, Zapa sigue con su ritmo acostumbrado, sin hacer caso a la realidad y tan lleno de frases hueras como vacío de soluciones. Decir que la tierra es del viento puede ser un hallazgo literario y filosófico pero seguimos sin encontrar soluciones.

Y en éstas se nos echa encima Europa. De Zapahuero pasaremos a Zapahueropeos. Que le compre quien no le conozca, cuatro millones de parados (en marzo cuatro millones y medio) le preceden. Que los parlamentarios canarios que han apoyado sus presupuestos para el próximo año hayan afirmado que son malos para España pero buenos para Canarias y aún así los hayan apoyado señala certeramente en qué perversa situación nos encontramos. En qué perversas manos nos encontramos.

Zapatero es cada vez más Felipe González de los últimos años, cada vez está más alejado de la realidad y más sólo en la Moncloa, así que tendrá que abrazarse a Europa y a sus líderes más carismáticos y progresistas (pongamos a Sarkozy y Merkel, por ejemplo) para poder salir sonriendo en las fotos y que se hable de él aunque sea bien. Va a ser un semestre de sonrisas permanentes, de recepciones colosales, de Obama hasta en la sopa, de ruedas de prensa, palacios y salones embellecidos y guardia de honor. Serán seis meses de cohetes de feria y fuegos artificiales europeos “king size”, pero que se tranquilice Europa, el abrazo no será un abrazo eterno. Lo de la presidencia sólo va a ser un turno, un semestrito de nada, y luego habrá de volver a la realidad española. Lo de los europeos no van a ser cuatro años. Bueno, ocho. O más, quién sabe.

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris