Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un lugar llamado desarrollo   Coaching   -   Sección:   Opinión

Vivir sin miedo

¿Es posible vivir sin miedo? Una pregunta cuya respuesta es obvia: no
César Piqueras
@cesarpiqueras
martes, 4 de octubre de 2016, 00:49 h (CET)
A medida que pasan los años uno se da cuenta de lo que tiene sentido y lo que no, de lo que suma, y también de lo que resta. Hoy me gustaría hablarte de un compañero de viaje que a veces nos resta felicidad cuando entra en nuestras vidas: el miedo. ¿Es posible vivir sin miedo? Una pregunta cuya respuesta es obvia: no.

¡Buenos días! Empieza una semana en la que espero disfrutar muchísimo, no sólo porque, como siempre, voy a conocer a muchas personas geniales (cada semana tengo la suerte de conocer entre 30 y 100 personas), sino porque también estaré por Sevilla, Madrid, Cádiz y Teruel, ciudades que me encantan.

Es también un día genial porque nuestro equipo crece, y a partir de hoy estará formado además por Mónica Picó, quien se ocupará del Marketing y Negocio Digital. Conozco a Mónica desde hace algunos años y por todo lo que he podido ver en ella, estoy seguro de que va a aportar mucha agilidad, versatilidad y conocimientos a este proyecto ¡Bienvenida Mónica!

Vivir sin miedo, disfrutar de la vida
Mi invitación con el miedo siempre tiene que ver con conocerlo, para después dejarlo a un lado, y empezar a dirigir tu vida en base a otros factores.

Vivir sin miedo sería un suicidio en toda regla, pero otra cosa muy distinta es dejar el miedo de lado, aprender a discernir entre lo que puede poner nuestra vida en peligro y lo que no. Entre lo que sí tendría que darte algo de miedo (mejor dicho respeto), y la confabulación que está haciendo ahora mismo tu mente para que no saques a la luz tu mejor versión.

El miedo es un aspecto crucial en casi todos los ámbitos de la vida, un concepto del que últimamente hablo mucho en cualquier foro, porque creo que es uno de nuestros principales enemigos cuando se trata de ser felices.

Todos hemos conocido al miedo, y a todos nos ha afectado, o nos afecta. Todos tenemos una lección y aprendizaje pendiente con el miedo.

El miedo puede romper una relación de pareja.
El miedo puede hacer que una persona siga en un trabajo que le hace infeliz por el resto de sus días.
El miedo puede provocar que tus hijos crezcan con inseguridad.
El miedo puede provocar que nunca viajes a lugares maravillosos.
El miedo puede hacer que vivas la vida de otros, pero no la tuya.

… El miedo, una vez más, esa emoción tan básica que nos empequeñece, y nos impide brillar. Hace tiempo escribí sobre este tema, en un artículo que llamaba “El síndrome del brazo que se encoje”, que tuvo bastante popularidad. Seguramente porque es un tema que nos afecta a todos.

A todos los niveles el miedo impide brillar. Aunque también es una excelente forma de manipular a las personas. Aunque personalmente confío más en otras maneras de influir, ilusionando. A nivel empresarial las empresas se encuentran con una gran cantidad de directivos que también son víctimas del miedo, y que en muchas ocasiones paralizan el futuro de la compañía.

¿Qué ocurre cuando tienes miedo?
Cuando sentimos el miedo empezamos a actuar en consecuencia, con respuestas que tienen que ver con el victimismo, la pasividad, el estrés, la ansiedad, el enfado, la rabia y otras emociones no tan positivas.

El miedo desata dentro de nosotros una cantidad de procesos internos que desembocan en una pequeña o gran crisis interior.

De ahí que cada vez aconseje más a las personas dejar de lado el miedo, no permitir que entre por la puerta de sus casas. Cuando el miedo entra en tu vida algo negativo va a ocurrir. Piénsalo. ¿Qué tipo de miedos hay ahora en tu vida?, ¿Cómo te hacen sentir?, ¿Podrías decir que te están ayudando a ser más feliz?…

Una frase que me repito cada mañana al acabar la meditación es: “No es la carga lo que nos hunde, sino cómo la transportamos”. Quizás no podamos cambiar las diferentes cargas que soportemos a lo largo de nuestras vidas, pero lo que siempre podemos decidir es cómo queremos llevar dicha carga a nuestros hombros.

Hay quien decide llevar su carga con confianza y pasión, y hay quien se siente víctima del miedo.

El sábado volvía de viaje desde Bilbao a Valencia, en coche, grabé un video sobre el miedo. Algunos me preguntáis porqué viajo tanto en coche. La respuesta es fácil, a determinadas horas no existen aviones o trenes que te lleven de A a B, así que prefiero planificar muchos viajes en coche, con un límite de unos 700kms, cuando son más acabas realmente cansado y durmiendo pocas horas. Por lo demás, el coche tiene ese punto que, para los que nos gusta hacer introspección de vez en cuando, es genial: te encuentras sólo con la monotonía. Y eso te permite reflexionar.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse

En un mundo de fugitivos

Es asombroso observar que esta humanidad globalizada todavía no sepa vivir armónicamente

La campaña contra la violencia de género

No parece que esté teniendo mucho éxito: siguen muriendo mujeres

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris