Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Política   PSOE   -   Sección:   Opinión

Susana a través del espejo

A todos nos estremece la dimisión del ahora ya exsecretario general socialista. A unos más que a otros y por diferentes motivos, naturalmente
Francisco J. Caparrós
martes, 4 de octubre de 2016, 00:46 h (CET)
A mis oídos llegó que, poco después de que se hiciese pública la negativa de Pedro Sánchez a comulgar con las condiciones propuestas por los barones de su partido, Susana Díaz lloró. La presidenta andaluza y sus partidarios acababan de rematar la faena que los comicios, del pasado mes de diciembre en primera instancia, y seguidamente del mes de junio preludiaban. Lo cual despeja lo suficiente, dicho sea de paso y sin acritud ninguna, el camino para que la aguerrida gestora del sur de España alcance por fin su cenit, que no podría ser otro que auparse hasta el cargo que ha dejado vacante el cándido exlíder socialdemócrata tras una decisión irrevocable.

Tengo que confesar que, tan sólo al principio eso sí, el tal Pedro Sánchez Pérez y Castejón no me caía en absoluto simpático. Su expeditiva manera de quitarse de encima la sombra alargada del antiguo secretario general del partido socialista madrileño me desconcertó por completo, pero en el transcurrir de los días observando cómo se mantenía firme ante los envites de sus compañeros hasta el postrero momento de su defenestración, ha obrado lo que parecía más que improbable: mi total y absoluta adhesión.

Un partido roto por dentro, alejado de su militancia, es muy difícil que sea percibido como alternativa por la ciudadanía, dijo en su día Eusebio González para explicar los malos resultados obtenidos por el PSM en las generales de diciembre, y no le faltaba razón al entonces exdiputado en la asamblea de Madrid. Mucho me temo que el órdago lanzado por los adversarios de Sánchez puede causar idéntico efecto sobre las bases, que demostraron con creces este fin de semana pasado que tienen criterio propio y que lo defienden hasta las últimas consecuencias,

Si no fuese porque estamos hablando de políticos serios y responsables, incapaces de utilizar a nadie como conejillo de indias, me inclinaría a pensar que el advenimiento de Sánchez y su posterior encumbramiento fue fruto de una maquiavélica estrategia operada en las altas instancias de la formación, no sé muy bien cómo ni por qué, pero no me negarán ustedes que el modus operandi de Ferraz da mucho qué pensar.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris