Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Otra víctima de violencia

Rita Villena (Málaga)
Redacción
miércoles, 30 de diciembre de 2009, 19:38 h (CET)
En plena Navidad, en el día que la Iglesia celebra el Día de los Santos Inocentes, nos desayunamos con la muerte de una mujer lituana de 24 años, muerta al parecer por asfixia, en Coín, (Málaga). Según los primeros indicios el hombre con el que convivía también de la misma nacionalidad de 27 años, ha aparecido ahorcado en el interior de un edificio de Málaga.

En una sociedad en la que no se profundiza en los valores sociales y humanos. En una sociedad en la que las mujeres sufren la discriminación en muchos ámbitos; con redes de pornografía infantil y pederastia; divorcio a la carta; aborto voluntario en cualquier momento de la vida del nasciturus; drogadicción; graves críticas negativas a las personas e instituciones que defienden la vida de todo ser humano, sólo podemos esperar una lacra de violencia como la que estamos padeciendo.

Luego si nos vamos a las estadísticas podremos observar que se producen diez veces más muertes de mujeres a manos de su pareja de hecho, que en las relaciones conyugales.

Como nos ha dicho Benedicto XVI, ésta no es sólo una crisis económica sino moral y espiritual.

Cuando una sociedad está siendo capaz de sustituir los viejos valores religiosos que actuaban como muro de contención moral de la violencia, por esa “ética laica” de la que tantos hablan y nadie acaba de concretar, estamos destruyendo los valores de la persona.

Nuestro Gobierno está inmerso en una crisis que no podremos salir de ella mientras no sean capaces de afrontar la “crisis”, pero de “valores”, primero.

Noticias relacionadas

hasta qué punto falla la vigilancia

Este artículo de opinión es el segundo de cuatro para analizar el fenómeno de los refranes

Cataluña intenta desprestigiar a España

¿Hasta qué punto falla la vigilancia?

Quebrantos delictivos

Si diluimos las normas, diluimos las leyes y diluimos los razonamientos; nos evaporamos como personas

Amnistía Internacional y los tres de Altsasu

La Doctrina Aznar

La dignidad de una generación

La generación de nuestros mayores es la que vuelve a alzar su voz para vergüenza de quienes callan
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris