Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Misa de las familias en Madrid

Josefa Romo (Valladolid)
Redacción
miércoles, 30 de diciembre de 2009, 19:34 h (CET)
El 27 de diciembre, como ya es tradicional, la iglesia madrileña celebró una misa con cientos de miles de fieles en la Plaza pública. Llegaron de toda España y del extranjero, pese al frío. Impresionante la participación de obispos, sacerdotes y de fieles laicos de España y del extranjero. Emocionaron las palabras de Rouco Varela: “"Sin vosotras, Europa se quedaría sin el futuro del amor, conocido y ejercitado gratuitamente; se quedaría sin la riqueza de la experiencia del ser amado por lo que se es y no por lo que se tiene. El futuro de Europa, su futuro moral, espiritual e, incluso, biológico, pasa por la familia realizada en su primordial y plena verdad. `El futuro de Europa pasa por vosotras, queridas familias cristianas!". Hubo aplausos tras al repetir, el Cardenal de Madrid, las palabras del Venerable Juan Pablo II : "nunca se puede legitimar la muerte de un inocente" porque "se minaría el mismo fundamento de la sociedad ".

Una amiga mía esperó en la calle desde las 7 de la mañana hasta las 8, con un frío helador de 3º bajo cero, para ver si se producía una baja en uno de los autobuses que partirían de Valladolid a Madrid. ¿Por qué tanto interés? ¿Hay algo en esta vida más importante que la familia? Es cuna de la vida, libro de los niños, escuela del amor, seguridad de sus miembros, fragua de la personalidad, descanso y alivio de los enfermos, sostén de los parados, la alegría más íntima, la mejor protección de los jóvenes y ancianos, la institución más apreciada... Pero, como a todo lo bueno, le han salido enemigos que la acosan incluso desde altas esferas. Se han establecido leyes que confunden su identidad y olvidan sus derechos y la protección necesaria de la vida. Somos el país de Europa en el que menos ayuda económica reciben las familias, y no se valora a las numerosas, esas que representan la esperanza de una sociedad en declive, que se está muriendo de antinatalidad. A la familia verdadera, la de siempre, la que todos apreciamos, la apodan “tradicional”. Bueno, se le puede decir tradicional en el sentido de que en ella permanece lo esencial, eso “sine qua non” hay familia propiamente dicha: la unión amorosa y estable del hombre y la mujer, abiertos a la vida.

Noticias relacionadas

Platón y el conocimiento

En la actualidad se sabe que la vitamina D interviene en variados procesos fisiológicos del organismo, tanto metabólicos como endocrinos e inmunológicos e incluso, estudios observacionales, sugieren una posible relación de la deficiencia de vitamina D con el desarrollo de algunos tumores.

A contracorriente

Lo que has de reprochar, antes de hacerlo a otro, corrígete a ti mismo por si acaso

Me quedo con Houellebecq

Neorreaccionario, xenófobo, misógino, islamófobo, neofascista, adicto al sexo… Un deshecho de virtudes que adjetivan a uno de los escritores más vendidos de Francia: Michel Houellebecq

Ternura

En los tiempos históricos e histéricos que vivimos, se me hace “raro” escribir sobre la ternura

El sermón final de San Óscar Romero sigue resonando en la actualidad

Ante una orden de matar que dé un hombre debe prevalecer la ley de Dios que dice ‘No matarás
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris