Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

De porcentajes y leyes apartheid

Ángel Ruiz Cediel
Ángel Ruiz Cediel
@angelruizcediel
miércoles, 30 de diciembre de 2009, 19:03 h (CET)
Finalmente la cosa va quedando clara: al PSOE lo que le va es prohibir a mansalva y segregar a tutiplén, incluso mucho más que a infaustos antecesores dictatoriales de dicen haber combatido. Una patente de corso esto último que usan a hartazgo para superar en ordeno y mando a quien ganó la Guerra Civil, aunque plegado todo a sus intereses adoctrinadores y usando el salvoconducto de la Democracia.

Por cuanto lo de prohibir, queda sobradamente computado que han metido el diente a las libertades personales hasta más allá de donde muchos dictadorzuelos se han atrevido, así desde el ámbito de la legislación nacional, como desde el de las autonómicas y municipales. No han dejado títere con cabeza, en fin, y lo mismo se han metido en el sanctasanctórum familiar como en las libertades individuales ciudadanas, restringiendo los derechos hasta hacer de la libertad una burda y risible caricatura. Y, lo que es peor, no contentos con ello, se suelen corregir a sí mismos para multiplicar las restricciones y endurecer el corsé que limita, vigila y controla los actos soberanos de cada ciudadano.

Por cuanto lo de segregar, escudándose en la cosa de la aberrante discriminación positiva y la absurda política de cuotas, han conseguido que haya culpables a dedo sin que sea preciso demostrárseles delito, que sea necesario que el inculpado demuestre inocencia y hasta que los nacionales estén a la cola de los visitantes. Ser varón, católico, blanco o heterosexual, por ejemplo, es un insalvable inconveniente en según qué casos, y, para cubrirse las espaldas antes de que cualquier ciudadano sensato dé el grito de alarma, han estigmatizado a los razonables y coherentes disidentes con que quien discrepe de su delirio es porque es racista, machista, xenófobo, homófono o carca. Y punto. Pero es que por cuanto lo de los porcentajes para el reparto de escaños o de ministerios por género al que pertenezcan los nominados, no deja de ser menor el atropello, pues que nada tiene que ver el culo con las témporas ni el género con la capacidad o la inteligencia.

No estaría de más que los votantes recuerden todas estas cositas que ya se encargará el PSOE de ir diluyendo a medida que se acerquen las elecciones, a fin de que queden en un prudente último plano, sin duda lanzando anatemas contra un fascismo en la acera de enfrente cuando, con toda certeza, está justamente en la suya.

Para quienes tenemos la cabeza sobre los hombros para cuestiones distintas que el ornato, la igualdad de derechos no significa en absoluto igualdad física o ventaja de unos sobre otros, sean éstos cristianos, ateos, blancos, negros, árabes, hombres, mujeres o lo que sea, y estamos convencidos de que ni se puede ni se debe segregar a unos sobre otros ni con leyes legales, pero tan inmorales como inconstitucionales, ni con porcentajes de ninguna índole: si los más capacitados para algo, o si los perjudicados en cualquier delito, son blancos, negros, mujeres, hombres, mixturas o lo que sea, pues tan ricamente y adelante con ellos, sin discriminación de ningún tipo, no importa a qué credo, raza, tendencia sexual o género pertenezcan. Los que creemos que todo ciudadano tiene sus derechos, abominamos de las discriminaciones, sean éstas porcentajes o leyes apartheid.

Los resultados de este enorme dislate pseudoprogresista de postín del PSOE se ha decantado en todos sus extremos como una barbarie sin parangón, ni siquiera en las dictaduras más abominables. No sólo han legislado para mal en lo público, logrando demostrar que cualquier incompetente puede ocupar cualquier ministerio, sino que se han metido de lleno en lo individual, lo familiar, lo educativo y lo doméstico, no dejando esquina sin escobar y poniéndolo todo patas arriba. Deshacer el desmadre que han creado en unos poquitos años, sin duda va a costar un par de decenios, si no de siglos. Si no cuesta algo más, claro. Y es que, como dice el saber popular, no hay nada peor que un… digamos incompetente para no ofender, con iniciativa.

Dos periodos socialistas, dos, y no hay quien nos conozca por los derechos o las leyes. Desde los contratos basura a la criminalización masculina, blanca, cristiana y heterosexual, pasando por los usos y modos personales, la forma de educar a los propios hijos o legislar contranatural respecto de lo que uno puede hacer consigo mismo y sus propia vida al tiempo que favorecen tanto el aborto libre como la eutanasia, los mandatos socialistas han sido un disparate de tal magnitud que cuesta trabajo comprender cómo hay alguien, incluso con carné del PSOE, que les apoye, y aún más que les vote. Han construido la España de la viceversa, donde lo derecho está torcido, y lo torcido, retorcido.

Que nadie se desmemorie, que no se olvide. Grave, muy grave y contranatural ha sido todo esto; pero lo sería mucho más si repitiéramos por tercera vez el mismo error, no importa en qué siglo. De ser así, no mereceríamos nuestra suerte por ignorantes o por cándidos, sino por estúpidos. Pena me da Europa con la Presidencia que se les viene encima. En España, después de todo, estamos ya un poco acostumbrados a lo antinatural y al disparate. Que se vayan preparando.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXV)

Es tan sagrada la conciencia de las personas, que su invasión tosca por una secta como esta me provoca repugnancia

Inmanencias

Olvidamos en exceso las realidades innegable bajo el encantamiento de las opiniones frívolas

El barco escoba

El Aquarius se ha convertido en el barco escoba del Mediterráneo

Jaque al Rey

Borbones en entredicho

¿En qué España nos han metido ustedes, señores?

“Madero ha soltado al tigre, a ver si puede domarlo” Porfirio Díaz
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris