Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Apu Inka

Isaac Bigio
Isaac Bigio
miércoles, 30 de diciembre de 2009, 18:58 h (CET)
El 2010 es el año del tricentenario del nacimiento de Juan Santos Atahualpa, quien liderara la mayor rebelión amazónica en la época colonial.

Se sabe que él nació en 1710 aunque no se conoce bien la fecha exacta o si es cierto que vino al mundo en Cuzco. Él se reclamaba ser un descendiente de Atahualpa o de otros incas. Fue educado por jesuitas y viajó a o vivió en España, Inglaterra, Francia y Angola. Con el contacto con Europa y África él desarrolló una serie de ideas que combinaban el cristianismo con el mesianismo andino.

A su retorno a su natal Perú se estableció en Chanchamayo (selva central) donde en 1742 inició un levantamiento basado en los nativos asháninca, yanesha y shipibo. Se autoproclamó Apu Inka, postuló el restablecimiento del Incario y la abolición de la esclavitud y de la servidumbre.

Hay versiones que indican que él había pactado con Londres contra Madrid y que la flota del vicealmirante inglés Anson estuvo merodeando con 5 buques la costa del Pacífico esperando en vano que la rebelión se expandiese.

Su insurrección precedió a las de Tupac Amaru, Tupac Katari y Pumacahua, pero, a diferencia de ellos, él no fue descuartizado. El habría muerto a mediados de la siguiente década sin que los españoles le hubiesen derrotado. Varias de las zonas que él liberó solo empezarían a aceptar a las autoridades oficiales luego de la independencia post-1821.

Noticias relacionadas

La victoria de Maduro. ¿A dónde va Venezuela?

Maduro fue re-electo con 2/3 de los votos emitidos, en medio de un aumento del ausentismo y de llamados de la derecha para anular los comicios

¿Cómo será mi vida en el Más allá?

Deberíamos querer averiguar qué hemos causado en nuestros tiempos pasados

Puerta a la esperanza

La incredulidad es la llave que cierra la puerta a la esperanza

La libertad, una ilusión necesaria

La posibilidad del libre albedrío supone la posibilidad de escogerse a sí mismo

Zapatero, un polichinela de la política peligroso

En cuanto a conseguir sacar a nuestra nación de la sima, nada se puede decir en contra del PP
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris