Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

Una señal de advertencia que Obama no debe descuidar

David S. Broder
David S. Broder
martes, 29 de diciembre de 2009, 08:50 h (CET)
WASHINGTON -- La víspera de Navidad, el Presidente Obama encontró dos regalos bajo su abeto. Uno de ellos era el proyecto de reforma sanitaria aprobado esa mañana por el Senado, una legislación histórica tan trufada de promesas y problemas que podría saltar por los aires.

El otro era una columna firmada en el Washington Post por William Daley, su colega de los círculos de Chicago y uno de los Demócratas más inteligentes que conozco, advirtiendo a Obama de que está a punto de perder su control sobre la piedra angular vital de la política.

El ex Secretario de Comercio Daley, que comparte con su hermano el alcalde Richard M. Daley y con su difunto padre una influencia férrea sobre la realidad, enumeraba todas las señales de deserción entre los votantes indecisos cuyo apoyo en las elecciones del 2006 y 2008 se decantó por las filas Demócratas en el Congreso y eligió a Obama. Hacía un listado con las derrotas sufridas por los Demócratas en las dos únicas elecciones a la gobernación celebradas en 2009, en Nueva Jersey y Virginia; las encuestas que demuestran que los independientes rechazan a los Demócratas (por proyectos tales como la reforma sanitaria); la oleada de jubilaciones anticipadas de congresistas marginales; y la semana pasada, el cambio de filas realizado por el Representante de Alabama Parker Griffith de Demócrata a Republicano.

Ciertamente existen contra-indicadores que Daley no menciona, incluyendo una cadena de victorias en elecciones extraordinarias al Congreso logradas por los Demócratas, rematadas en la victoria en el distrito más al norte de Nueva York. La guerra civil Republicana que facilitó este malestar es síntoma de un peso cada vez mayor del Partido Republicano que podría dar al traste con las esperanzas de retorno al poder del partido.

Pero esto no debilita la razón que tiene el principal argumento de Daley. Su objetivo es la extrema izquierda de su partido -- los activistas civiles de izquierdas que condenan a los Demócratas de centro que ocupan escaños marginales por anular ciertas disposiciones contenidas en el proyecto de reforma sanitaria, por ejemplo, y los líderes sindicales que amenazan con represalias retirando su apoyo a los moderados.

Estos mismos colectivos hacen mucho énfasis en que Obama desplace su agenda a la izquierda -- al mismo tiempo que un Congreso con mayorías Demócratas cogidas cada vez con más alfileres se queja de las medidas que Obama ya ha aprobado.

El presidente está rodeado de personas que comparten la evaluación de la realidad que hace Daley, y ninguna es más importante ni tiene una posición más privilegiada que Rahm Emanuel, el jefe de gabinete y otro de sus colegas de Chicago. Pero la imagen no está tan clara desde la otra acera de la Avenida de Pennsylvania.

El círculo íntimo de la Presidenta de la Cámara Nancy Pelosi se compone de veteranos con gran experiencia salidos de distritos en desventaja a causa de la distribución de votos, tan inmunes virtualmente a los desafíos electorales como ella. Los deseos y necesidades del "electorado Demócrata" tienen una enorme importancia para ellos, y las advertencias de Daley pueden ser excusadas o ignoradas.

El partido que gobierna en el Nevada del secretario de la mayoría en el Senado Harry Reid está tan estrechamente vinculado a los sindicatos como solía estarlo Michigan en los tiempos del líder sindical Walter Reuther, y Reid ve el mundo desde esa perspectiva.

Como Demócrata leal, Daley insistía en los últimos párrafos de su columna que su partido no está abocado al desastre. Aún está a tiempo de evitar poco más que un revés mínimo en las elecciones legislativas de 2010, decía, simplemente "reconociendo que la agenda de los partidarios más izquierdistas del partido no ha logrado el apoyo de la mayoría de los estadounidenses -- y basándose en esa admisión... hay que decantarse por un rumbo más moderado en los asuntos más espinosos del momento, de la sanidad a la economía pasando por el medio ambiente y Afganistán".

Yo no estoy tan seguro. Dependerá de Obama orientar a los Demócratas en esa dirección. No es probable que haya alguien en el Capitolio para encabezar un cambio así. La primera prueba de fuego se va a producir con las revisiones del proyecto de reforma sanitaria en la conferencia conjunta Cámara-Senado, tanto si la Casa Blanca insiste en reforzar las medidas de ahorro del gasto en los proyectos como si no.

La mayor prueba de todas estará en el discurso del Estado de la Nación de Obama en 2010 y los mensajes presupuestarios -- si cumple o no su promesa de empezar a paliar los desbocados déficits presupuestarios generados como consecuencia de la recesión. El apoyo presidencial a la tan discutida Comisión dotada de competencias para cerrar la hemorragia de números rojos indicaría a los votantes que el mensaje de Daley ha sido escuchado.

Noticias relacionadas

El amarillo de la vergüenza

Varios países de la Unión Europea hayan aconsejado a sus ciudadanos “no viajar a la comunidad española de Cataluña”

Sentirse acompañado es esencial para avanzar

El mundo ha de ser más corazón que poder

El PP condenado a un penoso Vía Crucis

“En este espacio de la duda, he encontrado en muchas ocasiones una especie de emisario del destino que me indica un camino favorable, o también un barquero que lleva desde la ribera de la decadencia a la renovación” Pierre Rabhi

Deleuze

Deleuze fue un filósofo y teórico social que influyó decisivamente en el siglo XX

La huelga de jueces y fiscales

Ha sido un éxito y apoyo, pero pregunto ¿Ha habido Transición en la Justicia española?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris