Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Elegir en libertad

Rafael Ávila (Marbella)
Redacción
domingo, 27 de diciembre de 2009, 14:41 h (CET)
Leyendo "Los toros desde la barrera", de Esther Esteban (18/12/2009), me llama la atención que otro artículo más en defensa de las corridas empiece con la frase "No me gustan los toros, pero...". Yo tengo problemas similares: no me gusta el ahorcamiento de galgos; de hecho, cierro los ojos cuando veo a mis amigos galgueros que, en uso de su libertad y siguiendo un rito ancestral, les cuelgan con las patitas traseras tocando el suelo para que tarden más aún en morir. No me gusta el exterminio de gatos a tiros aunque, a tiros o a pedradas, haya sido durante decenios una actividad favorita del viril mocerío hispano, por eso cierro los ojos cuando veo a mis amigos de un pueblo de la provincia de Toledo pisarles la cabeza para rematar a los gatitos que queden vivos después de los disparos; ellos, en uso de su libertad, lo cuelgan en la red. Pero, por supuesto, prohibido prohibir estos ejercicios de libertad. Ah, ¿que están prohibidos por ley? Bueno, para eso están los jueces, para corregir el desaguisado y archivar las denuncias. Y claro, prohibido prohibir otros ejercicios de libertad como las peleas de perros, con gran arraigo en algunas regiones, o conducir a 300 km/hora.

Es curioso que su concepto de libertad incluya la financiación con cargo al erario público de, por ejemplo, las escuelas taurinas donde (lo he presenciado personalmente en Málaga) niños aspirantes a toreros ensayan repetidamente descabellos con becerrillos vivos no más grandes que cabras. Yo, en cambio, no puedo elegir, haciendo uso de mi libertad, y negarme a que mis impuestos financien actividades que repugnan mi sentido ético y que son rechazadas por una gran mayoría de ciudadanos de Cataluña y del resto de España.
No vayas a los toros si no quieres , pero paga igual vayas o no, aquí no hay libertad que valga.

Noticias relacionadas

Control de armas en EE.UU.

Los estudiantes sobrevivientes de la masacre de Florida muestran el camino a seguir

Cuidadín, cuidadín

Cada vez cuesta más trabajo hablar o actuar sin correr el peligro de ser perseguido sañudamente por los vigilantes de lo políticamente correcto

A la calle sin motivo

El colectivo de profesores interinos de Asturias está formado por miles de trabajadores

¿Fútbol?

Esta semana, Bilbao se convertía en el nuevo escenario de batalla campal que enarbolan los equipos de fútbol. Su víctima —directa o indirecta—, Inocencio Alonso, ertzaina

La dudosa salud de nuestra democracia

¿Cuándo tendremos políticos que piensen en el bien común?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris