Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Cultura de la muerte

Gabriel Roselló (Madrid)
Redacción
domingo, 27 de diciembre de 2009, 14:16 h (CET)
El suicidio es un acto morboso, empobrecido y vil. Japón tiene el índice más elevado de inmolaciones del mundo, con mas de 35.000 suicidios cada año. En el país del sol naciente, una persona se quita la vida cada 15 minutos. A través de Internet, los llamados "pactos de la muerte colectivos", se están convirtiendo en una epidemia entre los jóvenes japoneses.

Vivimos en una cultura de la muerte aunque esté oculta tras los ropajes de consumismo y bienestar. Basta profundizar un poco para que esta indigencia moral se presente tal como es, con un egoísmo feroz, una violencia agresiva y el poco respeto por la vida, que es un don divino. Todo ello aliñado con los mejores ingredientes hedonistas y materialistas que nos llevan a un estado de naturaleza donde todo está permitido, donde no existe el más mínimo referente moral.

El mayor de los atropellos contra la vida humana es el suicidio, porque es el único que no tiene contrición.

Noticias relacionadas

¿Qué sucede en Europa? La reacción inesperada hacia la derecha

¿Hablamos de extrema derecha o simplemente de derechas a las que, los perdedores de la izquierda y los incapaces del centro, intentan demonizar?

Misa o culto

Los periodistas al informar sobre noticies cristianes deberían saber la diferencia existente entre misa católica y culto evangélico

La UCM bajo sospecha

Hay pregunta sobre WordPress, ¿para que lo utiliza un administrativo en la Universidad?

Siembra de buenos deseos

Pensemos que no aguardar nada es como morirse en vida, porque la misma existencia, es empeño por vivir; no en vano, el futuro está impreso en el deseo

El bluff catalán consigue que Sánchez se arrodille ante Torra

Sánchez se ha convertido en un maniquí fácilmente manejable por unos nacionalistas catalanes, que amagan y retroceden según su conveniencia.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris