Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Curas sin Dios

Lorenzo de Ara
Redacción
miércoles, 23 de diciembre de 2009, 11:48 h (CET)
Los curas nacionalistas vascos dicen no a Munilla. El nuevo Obispo no tiene el apoyo de un número importante de curas cobardes.

Esos curas, con sotana para esconder la atrocidad de su comportamiento, son valientes a la hora de echarle un pulso al nuevo obispo.

Abren la boca para que la noche del miedo caiga silenciosa sobre todos nosotros.

Son los curas gallinas que han preferido vivir arrodillados bajo la dictadura del nacionalismo roba vidas.

Pocas veces, -quiero ser bueno-, les he visto andar junto a las víctimas de ETA.

Ellos se han mantenido limpios, como aquel Pilatos, que después de su fechoría cobarde, prefirió lavarse las manos para no tenerlas sucias ni un minuto más.

Estos curas perdonan la vida a Caín, y dejan solo a Abel con su tragedia. Con su muerte.

La iglesia, ciertamente, está hecha por Dios. Esos curas, que forman parte de ella, no invitan a ser hermanos de la casa de Dios. La quieren para sí y para los que ensucian con sangre la existencia pacífica de España.

Apestan, y están condenados porque el miedo y la zozobra intelectual les hace débiles, arrogantes, pero débiles.

Son incapaces de rechazar las cadenas del nacionalismo salvaje y sanguinario que se arrodilla en sus iglesias.

El creyente –es mi caso-, está más allá de esa gangrenosa chulería. Dios está en el centro de todo. Por eso nos salva de la putrefacción de unos curas que muerden, escupen, odian y se meten cristianamente con el más débil.

Dios me protege de ellos. Nos protege. Protege al prelado Munilla.

Y cuando esos curitas dicen no, seguro que se han olvidado del quinto mandamiento. Esa fea costumbre que los soldaditos de la jodida y ficticia patria vasca emplean para seguir ganándose la vida y el perdón de los curitas-gusanos.

Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris