Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   La Bombonera   -   Sección:  

Navidades amargas en el Manzanares

Manuel Monfort
Manuel Monfort
miércoles, 23 de diciembre de 2009, 08:45 h (CET)
Ya tenemos aquí las navidades, fechas que suelen denominarse como sinónimo de alegría y diversión. Sin embargo, en lo referente a lo futbolístico hay un club al que los turrones le sentarán muy agridulces. De hecho, ya empezó la temporada fatal, codeando con el descenso y una vez ya salido de el no ha sabido dar con la deseada tecla para ir hacia arriba. Se cambió de cromos en el banquillo creyendo que este sería el revulsivo necesario, pero la realidad es que ni con Abel el equipo funciona, ni con Quique tampoco. No es un problema de entrenador, más bien es un enigma más profundo que afecta a la estructura y a la planificación.

El periplo de la familia Gil tiene muy asqueados a unos hinchas que están indignados con su gestión. El escándalo destapado por el fiscal Castresana anunciando que los Gil sacaron dinero del club para desviarlo a las empresas familiares, unido a que se movieron 11.000 millones a paraísos fiscales por venta de jugadores no ha hecho más que alimentar la mala corriente que esta azotando a este club en la última década. Es evidente que si en los despachos algo no funciona, en el campo lo normal es que luego la cosa tampoco marche. Suelen haber excepciones a esta regla, pero no es el caso del Atlético de Madrid.

Por otro lado, tampoco ayuda el mal papel realizado por “Suso” García Pitarch en la dirección deportiva. Entre otras cosas, cabe recordar que el director deportivo del Atlético de Madrid vendió a Heitinga a última hora sin sufragar un sustituto para el lateral derecho. El equipo lo ha pagado, evidentemente, mostrando claras carencias en este costado y teniendo que improvisar con centrales –Perea y Ujfalusi– jugando de falsos laterales derechos.

Y ahora, la necesidad tiene que llevar obligatoriamente a peinar bien el mercado invernal para poder compensar todas las carencias que el equipo presenta y más teniendo en cuenta que estas no son pocas. Es verdad que hay dos grandísimos delanteros, como son el Kun y Forlán, pero el problema viene dado cuando uno de estos dos no puede jugar y precisamente, esto es lo que ha venido sucediendo a lo largo de esta temporada ante las continuas lesiones de Agüero. Pues bien, cuando sucede esto Quique tiene que apostar por cambiar el sistema de dos puntas a uno debido al déficit que hay en la delantera. Tanto es así, que aparte del uruguayo y del argentino, tan sólo se cuenta con Sinama como delantero puro, pero este último no ofrece las suficientes garantías como para hacer olvidar las ausencias de los dos cracks colchoneros.

Ante esta situación no se entiende como es posible que el club no haya fichado ya a un delantero más. Por consiguiente, una opción muy fiable hubiera podido ser la del “Chori” Domínguez. El delantero argentino llegaba gratis tras acabar contrato con el Rubin Kazan, pero el Valencia fue más listo y terminó contratándolo, lo que demuestra una vez más la ineficacia y la mala planificación del Atlético que vio como su indecisión le pasó factura perdiendo a un jugador que le hubiera podido ser muy útil para la delantera.

En lo referente al creador de juego habrán oído, ya desde hace mucho tiempo, que el Atlético necesita uno urgentemente. Pues le diré que no estoy de acuerdo ya que pienso que hay una en la plantilla. Se trata de Jurado, jugador que puede ofrecer creatividad, polivalencia –puede jugar en distintas posiciones– y gol. El darle la titularidad semana a semana, cosa que ya están haciendo, puedes dar soluciones para desatacar partidos trabados, además de dar una buena salida al balón de tres cuartos hacia delante.

Otra de las carencias que se observan en la falta de desborde por la banda. Es ahí, precisamente, donde se nota el bajón de un Maxi que ya no ofrece la seguridad que ofrecía no hace tanto. “La Bestia” ha perdido la titularidad en beneficio de un Reyes que hace lo que puede, pero que es evidente que ya no es aquel fantástico extremo que maravilló en el Sevilla y el Arsenal. Así que un jugador de banda sería también un acierto que daría más fluctuación ofensiva al esquema de Quique Sánchez Flores.

A este club le faltan tantas cosas que no es fácil decidirse por donde empezar. Por eso, lo mejor es que jugadores, dirigentes y cuerpo técnico se coman los turrones con tranquilidad y reflexionando sobre todas las cosas que han hecho mal. En estos momentos, la unión de afición, jugadores y directivos es lo mejor que puede pasarle a un equipo que ya se ha despedido de la Champions a duras penas. Lo que si está claro es que no todos van a pasar unas malas navidades y en este sentido yo me acuerdo de todos ustedes, lectores y lectoras, deseándoles una FELIZ NAVIDAD.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris