Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

Yo votaría “no” a las corridas de toros

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
lunes, 21 de diciembre de 2009, 06:54 h (CET)
A veces es doloroso tener opiniones, lo fácil, lo deseable podría ser esconder la cabeza debajo del ala y dejar que salga el sol por Antequera. Me pasa con el tema de los toros. Me encantan en general las tradiciones, me apunto a todas ellas porque explican nuestras raíces, hay que saber de dónde venimos para sabe dónde vamos y mejorar. A la de los toros no. Y miren que me cuesta, y miren que me duele tomar esta postura.

Sé que en buena medida la votación del Parlamento catalán no es sólo “animalista”, sino también separatista. Por eso mi postura me duele más. Pero debo ser consecuente conmigo y mis ideas. Por lo menos hasta la equivocación final.

No hay mayor estupidez humana que hacer daño, no digamos si es a un semejante, pero también a un animal. Indefenso, a pesar de sus cuernos; indefenso, a pesar de su supuesta bravura. No hay mayor estupidez que hacerlo por placer. Muy humano eso de hacer daño por placer.

No sé si realmente hay que prohibir los toros, esto de prohibir, regular, limitar, condenar y restringir la libertad empieza a ser una costumbre demasiado socialista, pero algo hay que hacer para impedir barbaridades como la del toro de Vega en Tordesillas, o lo que hoy se denuncia en las cartas al director de “El País”, sucedido en Villanubla, también en Valladolid, donde según la denuncia se ha alanceado a varias vaquillas. Algo habrá que ir haciendo para evitar tanto sufrimiento animal placentero para el animal... superior que dicen que somos.

Me duele, me cuesta, porque los toros y la Historia de Castilla y de España entera están sumamente entrelazados, abrazados, unidos. Las fiestas populares del más pequeño villorrio de España pueden no entenderse si no hay corridas de toros, la Historia de los reinos de España, de sus nombramientos, bodas y bautizos están íntimamente ligadas a las fiestas populares de toros, a pie o a caballo.

Pero estamos en el siglo XXI y hay cosas que no pueden ser y que son imposibles. Imposibles de mantener, de defender y de votar. Yo voto no a las corridas de toros en toda España. Y salga el sol por Antequera.

Noticias relacionadas

La victoria de Maduro. ¿A dónde va Venezuela?

Maduro fue re-electo con 2/3 de los votos emitidos, en medio de un aumento del ausentismo y de llamados de la derecha para anular los comicios

¿Cómo será mi vida en el Más allá?

Deberíamos querer averiguar qué hemos causado en nuestros tiempos pasados

Puerta a la esperanza

La incredulidad es la llave que cierra la puerta a la esperanza

La libertad, una ilusión necesaria

La posibilidad del libre albedrío supone la posibilidad de escogerse a sí mismo

Zapatero, un polichinela de la política peligroso

En cuanto a conseguir sacar a nuestra nación de la sima, nada se puede decir en contra del PP
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris