Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Un mito con pies de barro

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
domingo, 20 de diciembre de 2009, 09:17 h (CET)
Aquella muchachita de barrio nunca imaginó que en lugar de estar lavando cabezas en cualquier peluquería de su vecindad o pescados o verduras en un mercado llegaría un día en que acudiría a los platós televisivos montada en una limusina blanca cual si de una reconocida actriz de Hollywood se tratara. Y tan fulgurante carrera la ha hecho en menos de una década, que es el tiempo transcurrido entre el abandono con su hija en brazos de la finca Ambiciones y su reciente cambio de imagen después de pasar por el quirófano y las manos de un importante especialista en la materia.

Ella no consiguió casarse con el torero padre de su hija pero le ha sacado un buen rendimiento a su paso por el lecho del de Ubrique. Son muchos años de televisión y muchos los platós que ha pisado siempre con un tema monotemático: hablar del fruto de sus amores con el torero y de éste y su familia porque, la verdad, dudo mucho que esta joven sea capaz de hilvanar cuatro frases seguidas sobre cualquier otro tema. Pero la audiencia la sigue cual si de una nueva Juana de Arco se tratara y sus salidas de tono son celebradas por sus seguidoras cual sesudas sentencias filosóficas, por ello se ha convertido en un filón para que las productoras en las que trabaja consigan audiencia, ya se sabe que en estos momentos los reyes del mambo del mundo televisivo son esos aparatos que se conocen como medidores de audiencia que algunos, muy pocos, tienen instalados en sus casas y que los directivos de cadenas y productoras utilizan para poder ordeñar mejor el pastel de la publicidad en televisión.

Hace poco más de un año la noticia fue la aireada negativa de algunos diseñadores a hacerle el traje de novia, ríos de tinta y horas de televisión se fueron en este tema tan interesante hasta que su entonces jefa la dirigió hacia unos grandes almacenes que, gustosamente, confeccionaron el traje para el que debió ser el día más feliz de su vida después del nacimiento de su hija. Ahora una de las noticias que más acaparan la atención es su nueva cara, esa transformación de la parte de su físico que más se ve y que últimamente tenía bastante deteriorada, y que ya ha levantado ríos de tinta. Y una vez más la televisión ha aprovechado el tema para ir haciendo caja y share, desde que se supo que se había hecho algunos retoques faciales en el programa del que parece ser co presentadora, y a veces hasta la dueña, no han parado de hablar del tema, y todo para conseguir su objetivo que no es otro que derrotar a sus adversarios en la lucha diaria por la audiencia. Y lo han conseguido, el pasado viernes en el momento de aparecer la “nueva” Belén en el plató de “Sálvame de Luxe” bajo la luminosidad del cañón de luz más de seis millones de personas estaban ante el televisor presenciando tan magno acontecimiento.

En España siempre ha habido dos bandos y si antes fueron los seguidores de Belmonte o el Gallo ahora la lucha fratricida se entabla entre seguidores de la princesa de San Blas, algunos hasta la llaman la voz del pueblo, y María José Campanario, también conocida como “la Campa” y esposa, esta sí con papeles, del torero de Ambiciones donde ella ejerce de ama y señora. Y mientras todo esto pasa, y la gente discute a favor de una o de la otra, los problemas importantes de este país se olvidan o se desconocen. Al fin y al cabo el pueblo es soberano y el pueblo ha decidido entronizar a esta joven en el trono de su corazón, las “madres corajes” siempre han tenido muy buena prensa aunque en algunos casos debajo del disfraz aparezca su verdadera vestidura adornada con los mejores complementos de la demagogia.

Pero el pueblo olvida pronto, en cuanto aparece un nuevo personaje pueden lanzar al cajón del olvido el mito al que han estado alimentando durante años y esto le puede suceder a cualquiera de esos personajillos que sin oficio ni beneficio incluso van presumiendo de su incultura por los platós televisivos. Ahora Belén anuncia su deseo de tener un hijo, loado sea Dios, hace falta aumentar la demografía de este país, lo malo, para ella, es que si esto sucede durante un tiempo tendrá que dejar su sillón televisivo y puede aparecer otra que al volver le cante aquello de “el que se fue a Sevilla perdió su silla”, lo bueno, para ella, es que si vuelve a los platós después del parto tendrá un nuevo tema del que hablar. No se quejen, la audiencia la ha puesto allí y la audiencia será la que decida cuando se ha de retirar. A Belén le han cambiado la cara, su manera de ser y hablar espero que no pues de lo contrario habría lanzado por tierra una parte muy importante, por no decir la única, de los meritos que tiene para meterse cada día en las casas ajenas por la ventana televisiva. No obstante algo en su interior debe haber cambiado ya que en sus declaraciones a una revista y en relación con lo que se aburre en casa durante el postoperatorio ha afirmado que para matar el tiempo “incluso he aprovechado para empezar a leer”, el gremio de los escritores se lo agradece profundamente.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXIII)

Por supuesto, no veréis a ni una sola numeraria con bikini, o al menos, que lo sepan sus directoras

Quieren cambiar nuestra forma de pensar

Por favor no les dejemos, si no reaccionamos a tiempo, mañana será imposible

¿Puede el "efecto mariposa" provocar una nueva recesión económica mundial?

La exuberancia irracional de los mercados

Socialismo español se aggiorna y ve realidad del Sahara

Los más reconocidos referentes de la izquierda española dieron su inequívoco respaldo a la democratización y modernización de Marruecos

¿Qué democracia es la que se inventan los soberanistas catalanes?

“Tres notas definen, a mi juicio, la democracia: participación activa de todos los sectores sociales en la tarea del poder; respeto auténtico, no retórico, por los derechos humanos; superación del nacionalismo belicoso” Joaquín Ruiz Jiménez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris