Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

La experiencia con el juego sucio de la esposa de

Kathleen Parker
Kathleen Parker
domingo, 20 de diciembre de 2009, 13:14 h (CET)
WASHINGTON -- Para alguien que se describe como "feminista a la vieja usanza" como hace Hadassah Lieberman, los recientes ataques de inspiración bloguera vertidos en su contra -- todos vinculados a la negativa de su marido Joe Lieberman a acceder a la agenda sanitaria de los Demócratas -- han sido una mezcla surrealista de "McCarthyismo" y "riña escolar".

En la práctica, emboscada es una palabra mejor.

La bloguera Jane Hamsher, productora ("Asesinos Innatos") y activista
política, fue a por la señora Lieberman en cuanto el Senador Lieberman se
negó a votar a favor del proyecto de reforma sanitaria que incluye la
ampliación de Medicare a personas de tan sólo 55 años. Hamsher afirmaba que
puesto que la señora Lieberman era lobista y había trabajado para la
industria farmacéutica, debía ser despedida de su cargo de embajadora global
de la organización de caridad Susan G. Komen for the Cure.

Hamsher dice que cuando la gente contribuye a la cura del cáncer de mama, o
dona a Komen, no espera que su dinero vaya a alguien que ayuda a desviar
fondos a las farmacéuticas que también combaten la reforma sanitaria.

Si "¿Pero qué dices?" sale de su boca, no se corte. En el ínterin examinemos
los hechos, a los que se puede acceder fácilmente gracias a ese aficionado a
la última tecnología que fue Alexander Graham Bell:

Hadassah Lieberman no es y nunca ha sido lobista. Sí trabajó para las
farmacéuticas -- Hoffman-La Roche en la década de los 70 en Nueva York antes
de casarse con Lieberman, y Pfizer también en Nueva York entre 1982 y 1985.
Más tarde, de 1993 a 1997, trabajó en Apco, una empresa global de relaciones
públicas que representa a corporaciones, incluyendo a varias farmacéuticas.

Más datos: la señora Lieberman no recibe ninguna remuneración por su papel
de embajadora global de Komen, aunque sí tiene una nómina por el trabajo
como consultora que desarrolla bajo un contrato independiente. Según la
portavoz de Komen Pamela Stevens, Komen nunca ha canalizado fondos a las
farmacéuticas. La Susan G. Komen repartió becas por un valor total de 450
millones de dólares que se han destinado a instituciones de investigación en
Estados Unidos y en el extranjero. Otros 900 millones de dólares han ido a
programas comunitarios en todo el mundo relacionados con la educación, la
prevención y el tratamiento. 50 millones de dólares más irán a la
investigación el año que viene.
De manera que, ¿por qué habría que despedir a Hadassah Lieberman?

Porque Jane Hamsher lo dice.
Hamsher, que sobrevivió a un cáncer igual que otros familiares, al parecer
ha cogido su sufrimiento personal y lo ha llevado al terreno de lo personal
contra Hadassah Lieberman. En su blog, Firedoglake, lanza una campaña en la
que apela a los lectores a que presionen a la organización Komen para
expulsar a Lieberman. También anima a las famosas vinculadas al trabajo de
Komen como Christie Brinkley o Ellen DeGeneres a hacer lo propio.

Si se está de acuerdo o no con la oposición del Senador Lieberman a ciertos
elementos del proyecto de reforma sanitaria en el Senado es motivo legítimo
debate. Los Demócratas están comprensiblemente enfadados con el conocido
como Senador Antes Demócrata, que ahora es independiente y a veces es afín a
los Republicanos. Gracias sobre todo a Lieberman, los progresistas han
quedado impotentes mientras su sueño de seguridad social socializada se
transformaba en una opción pública y a estas alturas en algo parecido a una
pesadilla.
Pero una vez más, ¿qué tiene que ver todo esto con la labor de su esposa
para una organización sin ánimo de lucro que ha fomentado la sensibilización
con el cáncer y ha salvado incontables vidas en todo el mundo? No hay
conflicto de intereses por ninguna parte a menos que usted piense que la
esposa debe quedarse en casa y ser la asistenta silenciosa de su marido.

Desde ese punto de vista, los ataques vertidos contra Hadassah Lieberman han
sido fenomenalmente anti-feministas. ¿A estas alturas de la película
americana el empleo de una esposa corre peligro a causa de las opiniones
políticas de su marido?
"Ha sido sorprendente para mí como feminista a la vieja usanza contemplar
este tipo de ataque rastrero", me decía la señora Lieberman. "La realidad de
muchas mujeres es que muchas de nosotras tenemos carreras e ideas y formas
de pensar que son anteriores a nuestros matrimonios".

La campaña de Hamsher no ha tenido hasta el momento más repercusión que la
de despertar la alarma entre los preocupados por el lento ritmo de la verdad
en la carrera contra la invención. Unos cuantos correos electrónicos de
lectoras del blog han llegado a manos de la organización Komen, pero no se
han tenido noticias de las famosas, según Stevens.

En última instancia, esto podría terminar siendo mucho ruido y pocas nueces.
Pero encajado en este asunto hay uno más importante que se refiere al efecto
dañino del ataque personal viral contra la reputación individual, por no
hablar de la democracia.
Hadassah Lieberman no es sino la víctima más reciente de medios nuevos que
no guardan ningún parecido con los hechos reales ni con el objetivo de una
ciudadanía informada. En un entorno así, la reputación de cualquiera queda a
merced de cualquier otro armado con una agenda y una selección aleatoria de
datos cuestionables, y totalmente impermeable a los estándares.

O como en este caso, alguien contrariado por la noción moderna de que las
mujeres son libres de pensar y actuar con total independencia de sus
cónyuges.
Noticias relacionadas

Sss..., Soraya Sáenz de Santamaría y el alcalde de León

Era el sonido, sibilante y de aviso, que corría en el Hotel Ritz de Madrid entre los periodistas

Cinco recomendaciones

Cinco libros editados de poesía durante el pasado año, incluye autores que empiezan, otros más consagrados, además de poesía visual, femenina y de sorpresa

Millán-Puelles

Antonio Millán-Puelles es un filósofo español que ha destacado en el panorama filosófico hispano

Las obras de Aurora Peregrina Varela Rodríguez donadas a Santa Minia de Brión y Santa Clara en Santiago

Escribo aquí mi testamento. Un avance del mismo, claro

Quisicosas de la política nacional

“El éxito es la capacidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo” Winston Churchill
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris