Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

El PP y los derechos humanos

Pascual Mogica
Pascual Mogica
sábado, 19 de diciembre de 2009, 05:06 h (CET)
El pasado día 16 escuchaba en un telediario a uno de los portavoces del PP en el Congreso de los Diputados refiriéndose al trato que Marruecos le había dado a Aminetu Haidar y por lo cual el representante del PP decía que habían sido pisoteados los derechos de la activista saharaui.

No soy yo quien va a poner en tela de juicio las afirmaciones de este diputado popular, ni mucho menos rebatírselas, opino exactamente lo mismo que él, pero también opino que no es el Partido Popular el más legitimado para denunciar los abusos que Marruecos ha cometido con Haidar. Y no es el más legitimado porque aún tenemos fresco en la memoria cuando el Gobierno de Aznar devolvía a los que venían en pateras y desembarcaban ilegalmente en nuestras costas. El hecho de devolverlos a su origen no merecería el menor comentario ni la menor crítica pero el sistema que se empleaba para hacerlo era el de que después de estar encerrados cuarenta días en condiciones poco dignas, los inmigrantes eran esposados amordazados, sedados y devueltos a África en aviones que aterrizaban en el aeropuerto de Nuadibú en Mauritania. Una vez allí eran cargados en camiones de transporte de animales en los que viajaban de pie y en un punto considerado como “tierra de nadie”, a pesar del mal estado físico de algunos de ellos, se les abandonaba a su suerte. No eran devueltos a sus países de origen. Esto hizo que Aznar dijera: “bueno, ya nos hemos quitado un problema de encima”.

Es criticable, condenable, reprochable y todo lo malo que se pueda decir sobre la actitud de Marruecos en el caso de Aminetu Haidar, pero no es desde las filas del Partido Popular desde donde se pueden aplicar esto calificativos. No son los más legitimados para hacerlo.

Noticias relacionadas

La España dialéctica y atorada

Caricatura de la España de contrastes, costumbres y partes, en la que preocupa más que el otro pierda a que todos ganemos

Moción de censura a palo seco

No hubo consulta a las bases, ni una reunión del grupo parlamentario

Cortinas de humo

La política y sus cientos de tapaderas.

Los carroñeros enfrentados para explotar el Gürtel del PP

El intento de P. Sánchez de aplicar su propia política entraña tanto o más peligro, para la viabilidad de España, que el intento de los soberanistas catalanes de destruir la unidad de la nación española

Sembrar el entendimiento para sentirnos seguros

El momento es crítico en muchas partes del planeta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris