Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

No cuela la propaganda del PP

Mario López
Mario López
sábado, 19 de diciembre de 2009, 05:05 h (CET)
Últimamente está teniendo mucho éxito la propaganda del PP que quiere elevar a la categoría de verdad absoluta las siguientes aseveraciones: Zapatero ha traicionado al pueblo saharaui; Zapatero está rompiendo España; Zapatero ha instaurado la corrupción; Zapatero es un asesino que permite el aborto; Zapatero es un dictador que está en contra de la libertad religiosa. Todo por volver a la Moncloa.

Está claro que los dirigentes y profesionales de la comunicación responsables de esta campaña están sobradamente informados. Saben que el gobierno que firmó los acuerdos de Madrid fue el último de Franco y que los saharauis llevan acusando a España de todos sus males desde 1973 y que ningún gobierno anterior al actual se ha enfrentado al gobierno de Marruecos por esta causa; la intervención en Perejil (ridícula por lo demás) no tiene nada que ver con el conflicto del Sahara Occidental. De sobra saben también estos sabios propagandistas que es con Rodríguez Zapatero cuando, por primera vez en la historia de nuestra democracia, el gobierno del País Vasco acude a todas las fiestas institucionales de la Nación y que Catalunya empieza a ser consciente de la escasa fuerza que tiene el independentismo por esos lares. También saben que fue Aznar quien suspendió las fiscalías anticorrupción -precisamente coincidiendo con el tamayazo- y ha sido Rodríguez Zapatero quien las ha vuelto a poner en funcionamiento; con Zapatero la corrupción se investiga a diferencia de con otros gobiernos que le precedieron, es por ello que ahora nos parece que hay muchos corruptos. Zapatero no se ha inventado la ley del aborto y ellos lo saben bien porque la han tenido vigente durante sus ocho largos años de gobierno. La libertad religiosa consiste, precisamente y tal como se define en la Comunidad Europea a la que pertenecemos, en permitir la libertad de culto e impedir la imposición de símbolos en los espacios públicos donde conviven distintas creencias; por aquello del respeto mutuo, la urbanidad, cortesía y todas esas cosas que se aprenden en la, para ellos, deleznable asignatura para la ciudadanía. Entonces, si los propagandistas de la derecha acusan a Rodríguez Zapatero de cosas que no son es porque quieren mentirnos ¿Por qué nos quieren mentir? Pues porque la derecha no sabe qué hacer para echar al PSOE del Gobierno y ha decidido intentar convencernos de que lo blanco es negro y lo azul rojo. Es decir, que ahora los demócratas pasamos a ser fachas y ellos son el paradigma democrático. Pero no cuela.

Noticias relacionadas

Jaque al Rey

Borbones en entredicho

¿En qué España nos han metido ustedes, señores?

“Madero ha soltado al tigre, a ver si puede domarlo” Porfirio Díaz

Gentes con entusiasmo

¡Qué misión más bella la de salvar vidas!

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXIV)

La piedad es nuestra; la fe, de Dios

Casas malditas

P. Alejandre, Badajoz
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris