Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

En busca de un supervisor de la Sanidad

Ruth Marcus
Ruth Marcus
viernes, 18 de diciembre de 2009, 09:16 h (CET)
Se busca: senador valiente o senadores, dispuesto a defender la enmienda que crea mecanismos blindados para controlar el gasto. Coalición bipartidista preferible, pero se considerarán opciones exclusivamente Demócratas, imprescindible experiencia demostrable en responsabilidad fiscal. Deberá plantar cara a farmacéuticas, hospitales, médicos y demás agentes sanitarios. Se valorará experiencia soportando publicidad negativa.

WASHINGTON -- Hubo un bonito aunque breve momento de la pasada primavera en que hospitales y médicos, farmacéuticas y aseguradoras llegaron a la Casa Blanca prometiendo su colaboración a la hora de controlar el gasto sanitario. Estos importantes jugadores eran tan serios, en la práctica, que estaban dispuestos a incluir cifras en su discurso. Prometieron compartir una media de 1,5 puntos porcentuales al año del ritmo de crecimiento del gasto sanitario, ahorrando un total de 2 billones de dólares del gasto proyectado a 10 años.

Sólo faltaba una cosa -- y sigue faltando: una forma cualquiera de llevar a la práctica esas nobles intenciones. En la práctica, la mayor parte de estos jugadores rechazaron de plano la sugerencia de que su promesa fuera
trasladada al papel. Pero si estos ahorros eran factibles, como ya han reconocido la mayoría de las industrias, ¿por qué no llevarlo al papel?

El doble argumento de la administración para vender la reforma sanitaria era que ampliaría la cobertura y metería en cintura el inexorable crecimiento del gasto simultáneamente. La primera parte es importante, y fácil de lograr. La segunda es presumiblemente más importante, y dolorosamente difícil de alcanzar.

Un reciente análisis de la propuesta del Senado realizado por Richard Foster, el principal actuario del programa Medicare, ofrece una sobria demostración de esta realidad. Si la legislación del Senado llegase a convertirse en ley, concluye Foster, el gasto sanitario total se elevaría alrededor del 0,7%, ó 234.000 millones de dólares, a lo largo de 10 años. La legislación de la Cámara, según el análisis de Foster, elevaría el gasto algo más, alrededor de 289.000 millones de dólares.

Es posible hacer una lectura más positiva del informe. Hacia el año 2019, estima Foster, el gasto sanitario nacional crecerá a un ritmo anual del 6,9%, en comparación con el 7,2% en ausencia de reforma. Un celebrado grado de control del crecimiento -- si se mantiene. Eso es un gran condicional. La tendencia del crecimiento del gasto bajo la reforma sanitaria al final de la década está creciendo, y el vacío entre incremento del gasto con reforma y sin reforma se está estrechando.

Lo que conduce a la parte aún más siniestra del examen de Foster: que una generosa porción de los ahorros que se prometen en Medicare es probable que sean ilusorios. La legislación del Senado acomete recortes del gasto proyectado en Medicare por valor de casi 500.000 millones de dólares. Casi la mitad de esos ahorros, no obstante, saldrán de recortar las compensaciones a los agentes sanitarios hasta un grado que Foster dice es "improbable que sea sostenible a una base anual permanente".

Puede que Foster sea demasiado pesimista. Un nuevo estudio realizado por el Centro para el Progreso Estadounidense y el Fondo Commonwealth estima el ahorro total de la reforma sanitaria en 683.000 millones de dólares a 10 años, ralentizando el ritmo de crecimiento una media del 6%.

Los autores del estudio dicen que los análisis realizados por Foster y la Oficina Presupuestaria del Congreso no hacen el suficiente hincapié en el ahorro que se alcanzaría recortando el gasto administrativo y cambiando los métodos de remuneración para compensar una atención mejor.

Esperemos que los mayores ahorros se materialicen -- pero incluyamos un plan de contingencia por si no lo hacen. La legislación del Senado contiene ya una mini-versión de un enfoque así: una nueva Junta Asesora Independiente de Medicare que recomendaría cambios, sometidos a votación simple en el Congreso, si el gasto crece a un ritmo más rápido que el objetivo preestablecido. El Senador Demócrata de Virginia Mark Warner ha propuesto útilmente la ampliación del mandato de la junta para incluir recomendaciones de control del gasto en el sector privado -- aunque al contrario que las propuestas de Medicare, éstas no tendrán una vía rápida a la aprobación en el Congreso.

Una lección valiosísima del debate de reforma sanitaria es lo difícil que es cambiar solamente una parte del sistema; recorte el gasto en Medicare, por ejemplo, y el gasto se desplaza a otra parte, los recortes se derogan y el gasto se reduce.

Los legisladores deberían apoyar la propuesta Warner y reforzarla para dar a la junta verdaderas competencias, no sólo la capacidad de hacer sugerencias que no llegan a ninguna parte. Podría fijar objetivos de gasto, informar de los sectores de la industria que no están conteniendo el gasto -- y, siempre que todo lo demás falle, proponer medidas radicales para controlar el gasto. Por ejemplo, los centros hospitalarios cuyos precios se eleven con demasiada rapidez, o las aseguradoras con gastos administrativos excesivos, podrían verse excluidos de participar en los nuevos mercados de seguros supervisados por el gobierno.

Las tenues promesas de la primavera fueron encantadoras. Diciembre es la estación en que deben ser recolectadas al frío lenguaje de una legislación.

Noticias relacionadas

Más cines en Gijón

La ciudad con más habitantes de Asturias tiene cines en el extrarradio

Políticos bajitos

Al sacrificado pueblo español, capaz de resistir y soportar tanto descalabro

Gracias al tercer poder, los separatistas han sido frenado

Las críticas feroces de los nacionalistas contra lo que ellos definen como judicialización de la política, no son más que la expresión del desencanto por su fracaso gracias a la acción de los tribunales, únicos que han conseguido frenar el intento de romper la unidad de España

Retrocedemos en lugar de avanzar

Ya se sabe que la unión hace la fuerza y que la discordia nos debilita

La despiadada crueldad del presupuesto de Trump

​El lunes, el presidente Donald Trump presentó su propuesta de presupuesto para el 2019
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris