Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Apoyar al Gobierno

Pascual Mogica
Pascual Mogica
martes, 15 de diciembre de 2009, 03:14 h (CET)
Mucho le está costando, y lo que le va costar, a Zapatero lograr el apoyo de los empresarios y de la banca para que las medidas que él propone para reflotar la economía se puedan llevar a cabo.

Es más que evidente que la actitud de Zapatero ante la reforma laboral no es tolerada por los empresarios. Frases de Zapatero como la de “hay que fortalecer a las empresas sin debilitar con ello a los trabajadores” no son bien digeridas por los que poseen el dinero, la banca, ni por los empleadores, el resto de los empresarios. Está muy claro que esta pasividad del sector económico, banca y empresarios, tiene una dirección bien definida, esta no es otra que la de forzar al Gobierno a llegar a un acuerdo en lo que a la reforma laboral se refiere que sin duda alguna iría en contra de los intereses de los trabajadores que perderían muchos de los logros sociales conseguidos y por los que han luchado durante muchísimos años. En los últimos tiempos los trabajadores siempre han sufrido recortes sociales y económicos en cada ocasión en la que se ha producido una reforma laboral, siempre los sacrificados han sido los trabajadores y quieren que lo sigan siendo. Y esto es lo que Zapatero quiere evitar.

A uno se le abren las carnes cuando lee que los bancos durante los primeros nueve meses del año han visto reducidos sus beneficios en un 10%, pero que no obstante han ganado 12.709 millones de euros. Ante esto solo cabe hacer la siguiente pregunta: ¿Cuánto han perdido los que se han quedado sin trabajo y muchos de ellos sin subsidio de desempleo?

Por la parte social, los trabajadores, no se está valorando adecuadamente la defensa y el esfuerzo que está haciendo Zapatero para mantener el gasto social, el poder adquisitivo de los trabajadores y los derechos de estos. La solución no está al cien por cien en manos del Gobierno, no, la solución está en manos de los que poseen el dinero y lo retienen con el fin de que se pueda llegar al desprestigio gubernamental y por causa de ello al cambio de Gobierno. Los que conforman la parte económica en este país saben que con un partido como el Partido Popular gobernando en España, esa reforma laboral que pretenden la conseguirán si mayores problemas. Es momento de que los trabajadores, y sobre todo sus representantes, se mantengan al lado del que se está jugando mucho por mantener y mejorar lo poco o mucho que pueda tener y esos apoyos hay que manifestarlos en la calle. En esto la derecha está ganando la partida, la calle es suya. Hoy por el aborto, mañana por la educación, pasado mañana por dar mayor poder la Iglesia, y al día siguiente para pedir el regreso del franquismo. Ya va siendo hora de que la gente despierte y que defienda lo que es suyo y eso se puede conseguir apoyando al Gobierno y recuperando la calle. La calle es de todos y tiene suficiente espacio para todos. No estaría de más que aunque fuera por una sola vez, los sindicatos salieran a la calle a apoyar a un Gobierno. No sería un mal precedente. Sería un acto de coherencia y de justa correspondencia al apoyar a quien los apoya.

Noticias relacionadas

Jaque al Rey

Borbones en entredicho

¿En qué España nos han metido ustedes, señores?

“Madero ha soltado al tigre, a ver si puede domarlo” Porfirio Díaz

Gentes con entusiasmo

¡Qué misión más bella la de salvar vidas!

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXIV)

La piedad es nuestra; la fe, de Dios

Casas malditas

P. Alejandre, Badajoz
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris