Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Chile vota

Isaac Bigio
Isaac Bigio
martes, 15 de diciembre de 2009, 03:08 h (CET)
Las elecciones chilenas muestran algunas paradojas.

Bachellet se despide del cargo con uno de los índices mas altos de popularidad en América Latina.

Sin embargo, su Partido Socialista ha quedado mal parado. Por una parte, a quien apoyan (el ex mandatario demo-cristiano Frei) ha quedado segundo y muy por debajo del líder de la unificada oposición conservadora (Piñera), y, encima, dicha postulación produjo un cisma en su propio campo haciendo que un militante socialista (Ominami) se presente por separado y se convierta en el tercero con grandes influencias para dirimir quien sea el vencedor.

Chile es el único caso en el último periodo en la región en la cual las fuerzas que van del centro a la izquierda se presentan divididas en tres candidaturas mientras que la derecha se une en torno a una sola persona.

Piñera, por su parte, bien puede haber ganado la vuelta inicial pero eso no le asegura que triunfará en la ronda final. Si en las últimas elecciones generales peruanas el candidato izquierdizante (Humala) ganó en primera pero fue derrotado en segunda, en Chile puede ocurrir lo inverso.

Piñera, si busca ganar, debe seguir tratándose de pegar al centro y de desmercarse del pinochetismo, como única manera de captar una mínima porción del electorado que votó por los socialistas Ominami y Arrate.

La última paradoja es que no importa quien gane el modelo económico chileno seguirá estable y sin mayores cambios.

Noticias relacionadas

La victoria de Maduro. ¿A dónde va Venezuela?

Maduro fue re-electo con 2/3 de los votos emitidos, en medio de un aumento del ausentismo y de llamados de la derecha para anular los comicios

¿Cómo será mi vida en el Más allá?

Deberíamos querer averiguar qué hemos causado en nuestros tiempos pasados

Puerta a la esperanza

La incredulidad es la llave que cierra la puerta a la esperanza

La libertad, una ilusión necesaria

La posibilidad del libre albedrío supone la posibilidad de escogerse a sí mismo

Zapatero, un polichinela de la política peligroso

En cuanto a conseguir sacar a nuestra nación de la sima, nada se puede decir en contra del PP
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris