Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Alegría por la muerte de 120.000 humanos?

Jesús Domingo Martínez
Redacción
lunes, 14 de diciembre de 2009, 04:42 h (CET)
Después de ver la fotografía de las ministras del Gobierno haciendo corro alrededor de la de Igualdad para felicitarla por el primer paso de la reforma del aborto en el Congreso, he sentido vergüenza ajena, puesto que resulta ofensiva para una mínima sensibilidad hacia lo que representa esta ley: la legalización de decenas de miles de muertes al año.

No olvidemos que el aborto es la muerte de un ser humano y no la parafernalia de eslóganes progresistas que esgrime el Gobierno para aparentar una preocupación por la salud de la mujer y sus supuestos derechos individuales. Olvidan que abortar es matar con técnicas homicidas cruentas y dolorosas. Esta parte real del aborto no aparece en el debate sobre la reforma que propone el Gobierno, que está siendo realmente hábil al lanzar el señuelo de su nueva disposición favorable a revisar la situación de las menores de dieciocho años. Cosa que se veía venir, puesto que ese despropósito no era más que un precio comercial que el gobierno iba a rebajar para aparentar voluntad de consenso. Bastó que así lo anunciara Aído en su intervención parlamentaria para que fuera primera noticia: el Gobierno ofrece consenso.

Noticias relacionadas

Control de armas en EE.UU.

Los estudiantes sobrevivientes de la masacre de Florida muestran el camino a seguir

Cuidadín, cuidadín

Cada vez cuesta más trabajo hablar o actuar sin correr el peligro de ser perseguido sañudamente por los vigilantes de lo políticamente correcto

A la calle sin motivo

El colectivo de profesores interinos de Asturias está formado por miles de trabajadores

¿Fútbol?

Esta semana, Bilbao se convertía en el nuevo escenario de batalla campal que enarbolan los equipos de fútbol. Su víctima —directa o indirecta—, Inocencio Alonso, ertzaina

La dudosa salud de nuestra democracia

¿Cuándo tendremos políticos que piensen en el bien común?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris