Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Opiniones de un paisano  

A vueltas con Haidar, España y el pueblo saharaui

Mario López
Mario López
domingo, 13 de diciembre de 2009, 09:05 h (CET)
Es sorprendente el apasionamiento con el que una cantidad importante de la población española se ha lanzado a defender los derechos de Aminatou Haidar, pasando por encima de cualquier consideración que pudiera poner mínimamente en cuestión la absoluta e inapelable legitimidad de la activista saharaui.

No creo yo que haya alguien medianamente decente que no condene la lamentable situación de desamparo a la que se ha condenado al pueblo saharaui desde hace varias décadas. No creo tampoco que haya alguien medianamente decente que sea indiferente a la generosidad y bravura de Aminatou Haidar defendiendo sus ideales; así como al grave peligro en el que está poniendo su vida. Pero nada de esto nos puede hacer perder el criterio. No se puede demonizar al Gobierno español por no haber atendido a las demandas de Haidar en el mismo instante en que su avión aterrizó en el puerto de Arrecife. No se puede organizar cada diez minutos un acto de acoso y derribo a las autoridades españolas con el peregrino propósito de resolver en diez minutos lo que no se ha podido resolver en cuarenta años. No se puede atender a las invitaciones del Frente Polisario a presionar al monarca alauita, cuando el propio Polisario tiene demasiadas cuentas de sangre pendientes con los pescadores españoles. Se ha dicho que la retirada de las tropas españolas en 1975 ante la Marcha Verde fue una cobarde acción contra el pueblo saharaui y la mayor afrenta al honor de nuestro Ejército. Me parece un análisis cuando menos simplista ¿Era recomendable entonces entrar en guerra con Marruecos, en medio de la agonía del dictador Franco, con la oposición democrática en la clandestinidad y un ejército todavía plagado de mandos africanistas dispuestos a retomar la guerra del Ifni (con Ceuta y Melilla asediadas por el ejército marroquí) para volver a continuación las armas contra los demócratas españoles? No me parece lo más sensato ¿Es en estos momentos aconsejable presionar a Marruecos para que devuelva la soberanía al pueblo saharaui con el solo concurso del rey Juan Carlos, primo del sultán Mohamed VI? Tampoco me parece razonable, pues si fracasa el primo, ¿qué podemos esperar a continuación? Lo que sí me parece razonable es resolver el problema humano de Aminatou Haidar de la manera más expeditiva y sin ceder a ningún tipo de chantaje y, a continuación, propiciar una cumbre en el ámbito de las Naciones Unidas para fijar, de una vez por todas, una fecha para el referéndum para la autodeterminación del pueblo saharaui; resolviendo, por encima de la dicotomía Polisario-Marruecos, el eterno problema del censo.

Noticias relacionadas

“La Iglesia católica no es extranjera”

Carlos Navarro, Castellón

Escuchar a los empresarios de Cataluña

Valentín Abelenda Carrillo, Tarragona

Recordar la unidad de la persona

Enric Barrull Casals, Barcelona

Señor, justicia, pero no por mi casa

Venancio Rodríguez Sanz, Zaragoza

Efectos de la pornografía

José Luis Hernández, Toledo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris