Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   The Washington Post Writers Group  

Las caras nuevas del Senado entran en escena

David S. Broder
David S. Broder
sábado, 12 de diciembre de 2009, 09:01 h (CET)
WASHINGTON -- Por fin hay buenas noticias en el frente de la sanidad. El titular se lo llevó el posible compromiso alcanzado en el espinoso asunto de la opción pública, pero la mayor victoria podría estar en la menos conocida legislación del Senado que podría reducir realmente el coste de forma drástica de nuestro sistema de salud imposiblemente caro.

Esta semana, los detalles de tal cambio salían a la luz en el marco de un paquete de enmiendas propuesto por 11 senadores Demócratas novatos -- que tienen montones de sentido común para compensar su falta de de veteranía y renombre.

Desde que volvieron de su receso veraniego, con su intercambio subido de tono en sus asambleas todavía en sus oídos, los nueve caballeros y dos mujeres que integran por primera vez la mayoría en el Senado se han venido reuniendo semanalmente para ver lo que podrían aportar para sacar adelante el proceso.

Como me decía Mark Warner, senador de Virginia y uno de los líderes del improvisado grupo, "Sabíamos que estábamos sentados en la mesa de los pequeños", sin ser miembros de la élite del Comité de Economía. Pero muchos de ellos estaban acostumbrados, fruto de sus puestos en las instancias locales y estatales, a cerrar disputas legislativas atascadas de forma parecida.

Así que se dirigieron a algunos de los jugadores importantes fuera del Congreso y, como me decían varios de esos expertos en grupos de interés, desempeñaron la parte difícil del trabajo de explorar por cuenta propia cómo podría mejorarse la legislación que está surgiendo.

El producto de su ejercicio es un paquete de enmiendas que según ellos "ampliarán y acelerarán los esfuerzos por estimular la innovación y reducir los costes para el consumidor a lo largo de todo el sistema sanitario estadounidense".

Muchos de los cambios propuestos llegan con el aval de las organizaciones empresariales, sindicales, de consumidores y proveedores. Si bien los redactores eran todos Demócratas sin cartera, trabajaban a instancias del secretario de la mayoría Harry Reid y su paquete fue inmediatamente aprobado por la Senadora de Maine Susan Collins, Republicana moderada.

Al mantener unos objetivos modestos y centrarse en los cambios que pueden tener beneficios prácticos, los novatos mejoraron enormemente las posibilidades de que su propuesta sobreviva en cualquier legislación sometida a la aprobación del presidente.

Su trabajo fue elogiado por muchos que ayudaron a desarrollarlo por reconocer que hay que hacer cambios paralelos en Medicare y Medicaid, así como en el sector privado de la medicina. También barajaron la necesidad de hacer un uso más robusto de los experimentos de campo para averiguar cómo hacer eso.
Esto se basa en una creciente consciencia del hecho de que enterradas entre los miles de folios de la legislación aprobada por la Cámara y pendiente de aprobación en el Senado hay autorizaciones de programas piloto que ponen a prueba un amplio abanico de cambios encaminados a coordinar la atención y reducir el gasto.

Han estado presentes todo el tiempo, pero hasta hace poco se veían eclipsados por el enfrentamiento a cuenta de la opción pública, el aborto y los demás asuntos que acapararon titulares. Estos programas piloto pondrán a prueba enfoques tales como ofrecer una factura general en lugar de una factura por cada médico o prueba cuando, por ejemplo, un paciente con angina de pecho o diabetes sea tratado por primera vez, o recompensar o penalizar a un centro hospitalario dependiendo de su número de infecciones contraídas durante la hospitalización.

Por casualidad, justo cuando los novatos se preparaban para presentar su paquete de ampliación significativa del alcance de los programas piloto, la revista New Yorker publicaba en su edición del 14 de diciembre un artículo firmado por Atul Gawande destacando el potencial de tal experimentación. Gawande, un médico metido a periodista residente en Boston cuyo trabajo es citado con frecuencia por el Presidente Obama, puede haberse convertido en la voz más influyente del debate sanitario fuera de la política, en especial en el asunto de controlar la ruinosa inflación médica.

Gawande afirma que el ejemplo histórico de fomentar la innovación en el control del gasto a través de proyectos piloto patrocinados por el gobierno puede encontrarse en el sistema de explotación del Departamento de Agricultura. Durante la primera década del siglo XX, agentes de condado persuadieron a un puñado de granjeros de utilizar métodos científicos modernos para explotar la tierra y cultivar la cosecha, y su éxito se extendió rápidamente a miles más. Nosotros cosecharemos pronto los beneficios de una transformación que fue catalizada -- no promulgada -- por el gobierno.

Necesitamos con urgencia una transformación parecida en el terreno de la sanidad, y las enmiendas de las caras nuevas pueden ayudar a que llegue antes.

Noticias relacionadas

En la cumbre de la ONU sobre cambio climático, la juventud es la que indica el camino

Este encuentro se llama “COP24”

Se acumulan los problemas ¿quién los resolverá?

Hemos pasado en cuarenta años de una hermosa esperanza a una angustiosa desazón

Doctrina Estrada: paradigma eclipsado del siglo XXI

​Tal como se esperaba, el 1 de diciembre, tomo posesión de su cargo el nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO)

Hundertwasser. El hacedor de paraísos irracionales

Se cumplen noventa años del nacimiento del gran artista Friedrich Hundertwasser

El catálogo de promesas incumplidas

J. García
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris