Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Piñeira

Isaac Bigio
Isaac Bigio
sábado, 12 de diciembre de 2009, 07:59 h (CET)
Chile está en elecciones generales. Este domingo es la primera vuelta en la que parece que ganará el empresario centro-derechista Sebastián Piñeira y donde el demo-cristiano Eduardo Frei quedará como su rival para la ronda final del 17 de enero.

Estos comicios son diferentes a los que ha tenido Chile desde que hace 2 décadas dejó de tener una dictadura militar. Desde entonces hasta hoy el gobierno estuvo en manos de la Concertación demo-cristiana/socialista, la misma que mantuvo varios pilares del modelo económico pinochetista pero fue haciendo algunas reformas en materias sociales y de derechos humanos.

La novedad es que esta vez la derecha se presenta unida y encabezando las encuestas, mientras que las fuerzas que fueron parte de la concertación por primera vez postulan tres candidatos. Uno es el representante de la principal dinastía social cristiana latinoamericana: Eduardo Frei Ruiz-Tagle (ex presidente de Chile en 1994-2000 e hijo de Eduardo Frei Montalva, el primer mandatario demo-cristiano de Chile en 1964-70). A su izquierda está el ex socialista Ominami (hijo del ex jefe del Movimiento de Izquierda Revolucionaria), quien busca captar el descontento del sector socialdemócrata ante el centro cristiano.

Más a su izquierda está Arrate, otro ex miembro del Partido Socialista, apoyado por los comunistas.

Piñeira aprendió de su derrota en 1999 y busca ganar pegándose al centro y plantea castigar pinochetistas e incentivando la división de sus contrincantes.

Noticias relacionadas

¿Una Constituyente?

La Constitución de 1978 no prevé el caso de la reciente sentencia del caso Gürtel que pone en duda la veracidad de las declaraciones del presidente en sede parlamentaria

La jungla urbana

​No se dan cuenta los señores políticos que han perdido por completo la credibilidad para el común de los mortales

No es lo mismo predicar que dar trigo

La demagogia es la hipocresía del progreso

Los pronósticos se cumplieron. España sumida en el desconcierto

“Acepta. No es resignación pero nada de hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar” Dalai Lama

A vueltas con la justicia

Desde el Código de las Siete Partidas a nuestro sistema punitivo actual han pasado siglos pero, a mi entender, sigue siendo bastante deficiente
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris