Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Piñeira

Isaac Bigio
Isaac Bigio
sábado, 12 de diciembre de 2009, 07:59 h (CET)
Chile está en elecciones generales. Este domingo es la primera vuelta en la que parece que ganará el empresario centro-derechista Sebastián Piñeira y donde el demo-cristiano Eduardo Frei quedará como su rival para la ronda final del 17 de enero.

Estos comicios son diferentes a los que ha tenido Chile desde que hace 2 décadas dejó de tener una dictadura militar. Desde entonces hasta hoy el gobierno estuvo en manos de la Concertación demo-cristiana/socialista, la misma que mantuvo varios pilares del modelo económico pinochetista pero fue haciendo algunas reformas en materias sociales y de derechos humanos.

La novedad es que esta vez la derecha se presenta unida y encabezando las encuestas, mientras que las fuerzas que fueron parte de la concertación por primera vez postulan tres candidatos. Uno es el representante de la principal dinastía social cristiana latinoamericana: Eduardo Frei Ruiz-Tagle (ex presidente de Chile en 1994-2000 e hijo de Eduardo Frei Montalva, el primer mandatario demo-cristiano de Chile en 1964-70). A su izquierda está el ex socialista Ominami (hijo del ex jefe del Movimiento de Izquierda Revolucionaria), quien busca captar el descontento del sector socialdemócrata ante el centro cristiano.

Más a su izquierda está Arrate, otro ex miembro del Partido Socialista, apoyado por los comunistas.

Piñeira aprendió de su derrota en 1999 y busca ganar pegándose al centro y plantea castigar pinochetistas e incentivando la división de sus contrincantes.

Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris