Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

La película rescatada de Alcalá-Zamora y otras historias

Mario López
Mario López
sábado, 12 de diciembre de 2009, 07:47 h (CET)
Ahora aparece una película de la toma de posesión de Alcalá-Zamora. El franquismo destruyó todo testimonio de la II República y nos inculcó una historia absolutamente falsa, interpretada según la doctrina nacional-católica. Durante la Transición proliferaron los libros sobre la II República y la Guerra Civil que nos ayudaron a rescatar un poco la verdadera realidad de los hechos acaecidos.

Recuerdo que por aquellos días se pusieron de moda «La forja del Rebelde» de Arturo Barea y la «Historia de España Alfaguara», así como diversas obras de célebres hispanistas como Gerard Brenan, Pierre Vilar o Ian Gibson. Estos hispanistas, junto con algún historiador español republicano como Tuñón de Lara, Salvador de Madariaga o Claudio Sánchez Albornoz nos mostraron una realidad que el franquismo y algunos historiadores como Ricardo de La Cierva, hicieron todo lo humanamente posible para ocultárnoslo. Ahora, como si la vida nos quisiera gastar una broma pesada, emergen nuevos intérpretes de la historia reciente de España que nos quieren hacer ver que lo que nos contaron en época de Franco era la auténtica verdad. Pío Moa y otros cuantos han decidido reverdecer los textos franquistas sin poner nada de su cosecha, intentando dementemente ocultar unos hechos que ya están afortunadamente de sobra contrastados. En cualquier caso, hay una derecha recalcitrante que se agarra a esta cercenadora y mendaz versión de nuestra historia reciente como a clavo ardiendo. Carlos Dávila, Federico Jiménez Losantos, Curri Valenzuela, Esperanza Aguirre, Pío Moa, Cesar Vidal y muchos otros nostálgicos del yugo y las flechas, quieren volver a hacernos leer el famoso «Doncel» con el que se nos instruía en la moral franquista, durante las asfixiantes sesiones de Formación del Espíritu Nacional. No, gracias. Afortunadamente la información con la que contamos es enorme y está a nuestro alcance en numerosas librerías y en Internet. Así que bien venida sea la película de la toma de posesión de Alcalá-Zamora, aunque sólo sea para disuadir a los exégetas del nacional catolicismo en su empeño de seguir tomándonos el pelo.

Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris