Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Jóvenes a la deriva

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
jueves, 10 de diciembre de 2009, 09:10 h (CET)
Se discute sobre los valores de los adolescentes. Se han originado abundantes incógnitas sobre el mañana de una colectividad inestable e invadida de dilemas; derroche de bebidas etílicas y de narcóticos, embestidas carnales, terrorismo escolar, deserción de las aulas, repudio de la emigración y desobediencia hacia los progenitores.

¿Avanza una crisis de valores entre los adolescentes? La respuesta está en la misma evidencia; Sí, hay una crisis de valores. El síndrome de Peter Pan; conductas de riesgo como la dilapidación de néctares etílicos y cocaína o prácticas carnales imprudentes y hasta delictuosas.

Comportamientos de peligro; acusaciones de embestidas carnales de menores a menores. El presidente de la Red Europea de Defensores del Menor, asevera que “vivimos en un clima pernicioso, sin valores, donde se banaliza la sexualidad y se fomenta el hedonismo, el nihilismo y el relativismo desde edades muy tempranas”.

Consumo de bebidas etílicas hasta el enajenamiento. Medio millón de jóvenes se dan hartazgos de vino cada fin de semana. En los diez últimos lapsos de tiempo se ha doblado el número de adolescentes que se emborrachan.

El derroche de estupefacientes; según el último informe del Observatorio sobre la Droga afirma que existe un dato alarmante, un 5% de los jóvenes han saboreado la cocaína.

Sobre el fiasco escolar, la Unión Europea y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, aseveran que los planes de la Declaración de Lisboa para 2010 establecen en un 85% el rol de escolares que deberán lograr el título de Secundaria. No lo conseguirán por la desvalorización de la cultura del esfuerzo, la irrisoria conexión de la estirpe con el colegio, la indiferencia ante la autoridad del educador y la propagación de leyes educativas, son los elementos contrarios al triunfo escolar.

Por último, la crisis de identidad de los estudiantes lleva al recelo, a la melancolía y la falta de valores, así como a un conformismo sin retorno.

Libertad: ¡Cuantos desvaríos se cometen en tu nombre!.

Noticias relacionadas

¿Qué democracia es la que se inventan los soberanistas catalanes?

“Tres notas definen, a mi juicio, la democracia: participación activa de todos los sectores sociales en la tarea del poder; respeto auténtico, no retórico, por los derechos humanos; superación del nacionalismo belicoso” Joaquín Ruiz Jiménez

Ética o vida

La ética cristiana tiene buenos propósitos pero no proporciona fuerza para cumplirlos

El silencio cobarde

¿Alguien me puede decir que medidas ha tomado el Gobierno de Pedro Sánchez para perseguir y castigar a quienes han invadido violentamente nuestro territorio?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXII)

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXI)

Dejémonos observar, cultivando los sueños

Cualquier análogo a nosotros es una escuela de vida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris