Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

España, sola en Europa

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
miércoles, 9 de diciembre de 2009, 01:09 h (CET)
Cada vez hay menos datos que no ayuden a albergar esperanza u optimismo respecto a la creación de empleo. Intentaron tomarnos el pelo con los inexistentes “brotes verdes” y ni uno solo se ha visto en el ámbito laboral.

España va a remolque de Europa por primera vez en muchos años. Si la España de Aznar la vemos como un flamante coche nuevo y con elevado caballaje, la España del mayor creador de paro, Rodríguez Zapatero, hemos de verla como el ‘troncomóvil’ de los Picapiedra, que se desbarata según avanza. Y eso que avanza a paso caracol.

Tal visión de la España de Zapatero ha llevado a todos organismos a reclamar una reforma laboral en condiciones. Ni siquiera el presidente Rodríguez acierta a ver semejante necesidad. Algo parecido le pasó en los primeros momentos de la crisis y ahora vemos las consecuencias: mientras todos levantan el vuelo y empiezan a generar empleo, España sigue anclada en el vagón de cola y con serias dificultades. ¿Culpables? Todos los conocemos: Gobierno aturdido y sindicatos que “bailan el agua” al descentrado y problemático Gobierno socialista.

Actualmente el Gobierno se mantiene inmóvil ante los numerosos problemas que le agobian. Tal inmovilismo hace que no se genere ningún empleo, situación que parece complacer a los sindicatos de clase, porque encuentran un caldo de cultivo para arañar afiliaciones, subvenciones y cobros por inútiles gestiones. En definitiva, lo de casi siempre: inmovilismo, paro, engaño y abuso sindical llevan a una profundización de la crisis, lo que da lugar a más abuso aún. Estamos ante una rueda que los sindicatos saben explotar perfectamente.

No solo no se crea empleo en España, sino que quedará más rezagada aún en los próximos meses. Además de alcanzar el 22,3% de paro en los meses de marzo-abril de 2010, hay que añadir la próxima subida del dinero. Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo, ha dicho bien claro que el BCE no va a esperar a España, porque el euro no contempla dos formas o modelos para Europa. Los inversores volverán a sufrir, y todo gracias a la incompetencia del Gobierno de Rodríguez y a la dejadez y falta de visión de los sindicatos de clase.

“No hay dos euros, un euro para España y otro euro para el resto de la eurozona. Sólo hay un euro”, ha dicho Trichet. “Sólo hay una credibilidad del euro, un único tipo de interés, un único tipo de cambio, y, por supuesto, hay una sola institución responsable de la credibilidad del euro y de la estabilidad de precios en toda la eurozona en su conjunto; 330 millones de personas y 16 países”. Más claro, agua. Por tanto, España volverá a ser perdedora. Una vez más, Rodríguez Zapatero arrastra la imagen de España con la indignidad que le caracteriza. De pena y de vergüenza.

Ni siquiera el Gobierno y los sindicatos españoles han sido capaces de copiar la política de Ángela Merkel, donde empresarios y sindicatos han formado un frente común con el Gobierno para sacar a Alemania de la crisis, con medidas propias de política liberal; justo lo contrario de lo que plantea la torpeza sindical en nuestro país.

Otra vez que nos quedamos solos. Quede claro de una vez por todas, que ello es debido a dos culpables: Gobierno socialista y sindicatos cuentistas.

Noticias relacionadas

Gobierno fallido de Quim Torra

Tras montar cementerios playeros ya se puede esperar cualquier cosa, cualquier idea y cualquier planteamiento por absurdo que sea

Una voz para los muertos

Uno de los más extraños episodios de la política norteamericana aconteció el 30 de mayo de 1934, cuando un congresista norteamericano acusó a los Rockefeller de haber encendido la chispa de la guerra del Chaco

Teoría de género bien entendida

¿Qué buscamos, la seguridad o la verdad?

Bandadas fantasmales

Hay demasiados fantasmas en activo, que toleramos de manera absurda

La fe

Una de las situaciones más difíciles que pasamos los cristianos se produce cuando tenemos que dar razones de nuestra fe
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris