Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Etiquetas:   Palco Vip  

Joaquín Caparrós, el arquitecto

Daniel Sanabria
Daniel Sanabria
martes, 8 de diciembre de 2009, 07:17 h (CET)
No es un entrenador que se distinga precisamente por lucir un temperamento sereno, sino todo lo contrario: es nervioso, frenético e hiperactivo. Para él no existen las fronteras en la zona técnica. No alardea de sus múltiples éxitos ni se esconde con sus fracasos, si es que se le puede atribuir alguno. Ni siquiera cae bien. Se podría decir que incluso tiene más enemigos que amigos entre los banquillos rivales. Pero tiene talento y motivos tan sólidos que no necesitan ni argumento. Es un auténtico fuera de serie y su presentación debería hacerse tras el telón de un escenario. Es Joaquín Caparrós.

Cuando uno de los mayores clubes de la historia de España atravesaba momentos difíciles en el pozo de la Segunda, allí fue Indiana Jones Caparrós a salvarle y devolverle a la máxima categoría. No conforme con eso, le clasificó para Europa y construyó los pilares de un futuro equipo bicampeón de UEFA y Copa del Rey: aquel Sevilla que dejó en bandeja a Juande Ramos. Caparrós no contó con los millones de Pellegrini ni Guardiola, ni siquiera con los de Aguirre en el Atleti. Pero logró cotas más altas que muchos técnicos, proporcionalmente hablando.

Su secreto es uno de los más viejos del balón: la cantera. Quizá por eso encaja como una perfecta ficha de puzzle en la filosofía del Athletic de Bilbao, un club con idiosincrasia propia donde Caparrós encuentra un océano de posibilidades para hacer lo que más le gusta: descubrir talentos. Habrá quien diga que Llorente ya estaba arriba cuando llegó Caparrós, pero el Llorente internacional y futuro mundialista es el que ha construido Joaquín Caparrós. Algo tendrá el técnico utrerano cuando ha sido el único capaz de exprimir las virtudes del 9 más fiero de San Mamés.

El optimismo que se respira en Bibao en estas fechas navideñas contiene aroma sevillano, y es que Caparrós ha devuelto la ilusión a una grada que siente el fútbol muy adentro pero que se estaba acostumbrando a sufrir más de la cuenta en las últimas temporadas. Junto al licenciado Llorente, también opositan con fuerza Susaeta, Amorebieta, De Marcos y Muniain, una generación que en Lezama dio que hablar y que de no torcerse las cosas terminará por hacerse un hueco en la historia del club.

Pese a la derrota ante el Valencia el pasado domingo, el Athletic mantiene un clima de euforia y optimismo que en Sevilla conocen muy bien. Ambos equipos se dejaron querer y hacer por Joaquín Caparrós. Ahora, mientras uno disfruta de la mejor etapa de su historia y lucha por engordar una vitrina que cada vez abre y cierra con más frecuencia, el otro empieza a construir un proyecto de verdad, con un futuro seductor y una identidad propia: la de Joaquín Caparrós.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris