Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Educa a una mujer y habrás educado a un pueblo

Mª Luisa García (Málaga)
Redacción
lunes, 7 de diciembre de 2009, 06:42 h (CET)
La dignidad de la mujer defiende su esencia, su ser, su capacidad de maternidad.

La mujer que apuesta por la cultura, por la vida, por desarrollar su intelecto y su femineidad, sin necesidad de recurrir a un desnudo.

La belleza de la mujer, que no se vende, ni se deja arrastrar por planteamientos erróneos de base, como el mal entendido feminismo.

La mujer en la moda, en la prensa, en la política, en las ciencias, en el hogar.

Cuando veo mujeres objeto, mujeres foco de deseo, que sólo despiertan los más bajos instintos de los hombres, no acabo de entender cómo se prestan a ese circo lleno de buitres, más que de leones.

La mujer es capaz de hacerse querer sin exhibirse, es capaz de hacerse respetar sin vender su cuerpo, es capaz de ser atractiva, moderna y competitiva sin admitir lo inadmisible.

En nuestras manos está no permitir que nos manipulen. Corre la voz.

Noticias relacionadas

Ausencia de valores

“Integridad es decirse la verdad a uno mismo, honestidad es decir la verdad a los demás” Anónimo

Un planeta de Plástico

Las cifras no invitan a la tranquilidad para quienes vemos como el mundo se degrada a un ritmo acelerado

Resumen Semana 20

Resumen de actualidad política de esta semana que recién ha acabado.

El chalet de Pablo Iglesias

No es algo bien visto por los militantes de Podemos

Todo se hace y se transmite en familia

El querer lo es todo en el camino
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris