Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Contra aborto, una buena educación

Josefa Romo (Valladolid)
Redacción
lunes, 7 de diciembre de 2009, 06:40 h (CET)
Asegura la ministra de Igualdad, Bibiana, que ninguna mujer se queda embarazada para abortar. Verdad de Perogrullo, para impresionar a gente-masa muy sensible y sin criterio propio. El aborto es un riesgo para la salud de la madre y el asesinato del hijo.

La causa de los embarazos en mujeres de entre 15 y 19 años (14.000 abortaron en 2008) es la misma que señala el filósofo y Príncipe de Asturias Julián Marías, en la adquisición de enfermedades de transmisión sexual: “la ausencia de normas de vida sexual, normas que han existido siempre y, gracias a las cuales, los hombres se han comportado de manera humana”.

¿Esos embarazos y el aumento de las ETS, ¿no es señal clara de que el predicamento del condón, falso “sexo seguro”, no funciona? Todavía menos para la prevención del VIH, cientos de veces más pequeño que un espermatozoide. Con las campañas y talleres de educación sexual, ¿no será que se busca la banalización del sexo, como si fuera un juego y no una responsabilidad? ¿Por qué no se promueve, en los centros de enseñanza, la abstinencia, método digno y seguro para la prevención en las adolescentes, de embarazos y de ETS? La abstinencia, además, fortalece la voluntad. Ante la insistencia en esas campañas y sus consecuencias de promiscuidad, abortos y aumento de enfermedades de transmisión sexual, ¿será que no importa ni la vida, ni la salud ni la moral?

Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris