Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Las incoherencias de Bono

Jesús Martínez (Girona)
Redacción
lunes, 7 de diciembre de 2009, 06:30 h (CET)
Con respecto a la ley del aborto libre, José Bono, Presidente de las Cortes españolas, ha escrito que a pesar de su "convicción de que en el seno materno se alberga una vida humana", y que "el aborto es una realidad", y hay que defender la nueva regulación aunque sólo sea por "la teoría del mal menor".

Bono afirmaba en el mismo artículo que "el aborto no es un bien ni un derecho" pero la ley que él ha votado lo considera un bien en sí y un derecho de la mujer. En su escrito Bono añadía: "En el núcleo de mis convicciones éticas y religiosas está la defensa de la vida y el amparo al más débil, valores que son patrimonio de la tradición humanista y progresista española".

Sr. Bono, estamos ante un valor constitucional. Recuerde que el alto tribunal establece que el feto "en todo caso, es un bien no sólo constitucionalmente protegido sino que encarna un valor central del ordenamiento constitucional".

Después de sus contradictorias reflexiones concluye: "La nueva ley supondrá un notable progreso que es decente reconocer y valorar por todos. Yo, desde luego, lo valoro y reconozco". Independientemente de sus convicciones éticas, cabe preguntar ¿Es coherente, en un progresista votar una ley que objetivamente no es un bien, que considera un derecho lo que no es un asesinato, que permite matar impunemente? ¿Si eso es un mal menor que es entonces un mal mayor?

Noticias relacionadas

Hazme el favor de subir la apuesta

Lo veo y subo a "Tifón Fuerza 7 constitucionalista"

Tsunamis

El mundo climático está revuelto, las adolescentes gritan a los dirigentes del mundo lo que deben hacer

Esto se nos va de las manos

Sánchez ‘Cum Fraude’ ha heredado todo lo malo de Rodríguez Zapatero, ocupándose y preocupándose de cuestiones que poco o nada interesan a los españoles, sobre todo de cara al futuro

España Bahamonde, una, pequeña y encarceladora

​España, quienes la conducen -fascistas-, y gran parte de su pueblo -tristemente- querían machacar el aliento de quienes buscan ser "otra cosa" que españoles.

El color del cristal

¿Soluciones? -Soltar a los presos políticos. -Mantener a los políticos presos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris