Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

¡Esto no es Hollywod!

Ángel Morillo (Badajoz)
Redacción
lunes, 7 de diciembre de 2009, 06:25 h (CET)
El PSOE, en el último mitin, ha experimentado un nuevo formato de embelecamiento para este tipo de actos multitudinarios a aplicar en próximas elecciones que bien podríamos llamar: “Meeting show” (mitin espectáculo, o mitin exhibición).

Se ha querido equiparar, en la presentación del acto, a los ministros, líderes y exlíderes con las estrellas de Hollywood (por no decir, por ser un deporte que debería estar abolido, con los ases del boxeo) y el resultado, aparte de constituir una clara barrumbada de 200.000 € (indignante con la situación que atraviesa el País en este momento), no ha sido otro que un cohombro monumental de atavismo.

Este partido, actualmente en el Gobierno y con muchos de los años de la democracia gobernando el País, se ha olvidado en este “meeting show” de que es responsable directo de muchas de las dificultades que nos aquejan. Tal es el caso de: La permanencia en la guerra de Afganistán (hasta que el negocio de las armas nos autorice el regreso); el secuestro y posterior liberación del Alakrama, que nadie sabe cuánto nos ha costado “a todos los españoles”; el paro, doble del de la UE y encima sin estar claro si son más aún de los que se dice o la mitad pace en la economía sumergida “haciéndose la vista gorda” por aquello del voto rural; el desproporcionado número de funcionarios (en Extremadura el 30%) y de sindicalistas liberados (más de 300.000); la educación, la irremediable educación, la peor valorada de la OCDE, con todas las materias evaluadas por debajo de la media; la cultura hundida, con el cine subvencionado aunque sea desastrado y en casos no se llegue al estreno y la SGAE arremetiendo contra todo lo que suena, pronto incluido el pinchazo en una lata por el pico de un obrero o cantar en el baño, para conseguir el voto de la farándula “filarmónica”; la justicia -dedicada al histrionismo y, con los jueces estrella, a los casos externos- mal organizada y peyorativamente dotada de medios y de personal; la pasividad policial para con la “gente de mal vivir”, y, especialmente, la pasividad de las policías municipales, que roza la holgazanería; el desmadre que supone la inmigración descontrolada; el campo pidiendo auxilio a gritos, por los márgenes comerciales entre otras cosas (el 90% de las ayudas que llegan de la UE son para gente que no vive de él exclusivamente, con la duquesa de Alba, la pobre, como máxima beneficiaria); los peores sueldos del continente –en contraste con los suyos que están entre los mejores- y las peores condiciones de trabajo y horarias –también en discordancia con las suyas, de auténticos señoritos-; el SMI (salario mínimo interprofesional), sólo por encima de Portugal y Polonia, entre los más serviles de la UE, lo mismo que la media de las pensiones, que no contempla la privilegiada del Sr. Ibarra ni la de este mismo Sr. por haber “trabajado” año y medio en la Universidad, o la de tantos y tantos otros que de no ser por la política no hubieran pasado de simples chupatintas; la corrupción política que ya abarca (bueno…, ya no, desde hace muchos años, desde casi cuando empezó esta perruna que llaman “democracia”) a todas las Administraciones, y eso que los ciudadanos no sabemos de la misa a la media; la ignominiosa ley electoral que sólo permite elegir el partido y no a las personas (para que en este País sólo gane la derecha, PSOE y PP); la infame ley del aborto; Ese Estatuto de Cataluña (el extremeño, dicen, es una copia) que propugna una nación dentro de otra nación, ¡toma ya!, y que no se atreve a dirimir el TC; los PGE (Presupuestos Generales del Estado) que se han aprobado –o se aprobarán, no lo sé- gracias a la “degradación” del PNV y que sólo aprietan las clavijas a los menos pudientes; la economía sumergida (entre los desertores de la legalidad muchos profesionales, sobre todo de la sanidad y la psicología de la estupidez) que ronda ya el 30% del PIB, record de la UE y de la OCDE sin que nadie se proponga “atenuarla”; la pobreza relativa (también record, casi diez millones de españoles ya en esta situación) con Extremadura, como no, a la cabeza con el doble de la media nacional; la vivienda, sobrevalorada y de poca calidad, con más de un millón de pisos de sobra y con los bancos (la banca usurera y explotadora) haciendo su agosto con las hipotecas impagadas y las ayudas para salir de la crisis que ellos mismos han creado para expoliar Erarios públicos; el consumo por los suelos, en parte debido a los bajos salarios y en parte al miedo a lo que pudiera suceder en los próximos años en los que según parece vamos a seguir en recesión (la economía inadmisible no llegará hasta el año 2.020, ¡mañana!); la empresa -un desastre en formación e investigación, innovación y desarrollo- disconforme aún a pesar de las pocas cuentas que el Erario (falto de inspectores, asesores y auditores) le echa y las múltiples subvenciones que recibe y de los privilegios de que gozan sus titulares para adquirir bienes codiciados, por ejemplo, a través de renting o leasing; el concierto fiscal vasco-navarro, pura segregación con el resto de comunidades; el concierto con la iglesia católica que, con lo que nos cuesta a todos los españoles –católicos o no-, encima, con la clerigalla obispal a la cabeza, no deja de incordiar; el sistema (la ley Beckham) privilegiado de los deportistas de élite ante el Erario público a la par que el amañamiento futbolístico (blanco y azul-grana) para adormecer; etc.; etc.; entre otros muchos y sin olvidar, el desmadrado alcoholismo de los jóvenes en el botellón y las drogas que lo acompañan, amén de la sexualidad incontrolada y los embarazos prematuros como consecuencia.

Mas, puestos a comparar, en el PSOE deberían recordar, cuando promueven estos actos despilfarradores y de tanta glamur cutre para ensimismar a sus militantes adoctrinados, que en los Estados Unidos de América, en USA, los ciudadanos gozan de privilegios que tardaremos muchos años en tener los de aquí: Como, por ejemplo, que la gasolina les cuesta tres veces menos que a nosotros; que la luz es allí un 80% más barata; que el IVA que soportan es, para todo, sólo del 6%, diez puntos por debajo del nuestro; que las tasas y los impuestos municipales son para ellos casi inexistentes; que no pagan IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles), ya saben, por tener una vivienda; que no pagan IRPF si sus ingresos son inferiores a 3.000 dólares mensuales y que su sueldo medio es tres veces más alto que el nuestro; que las comisiones bancarias y el mantenimiento de tarjetas de crédito les cuesta un 80% menos que a nosotros; que la tarifa del móvil es la mitad que la de aquí; que los seguros del hogar y del coche son también la mitad de caros que los nuestros; que tienen un funcionario cada 145 habitantes, mientras nosotros necesitamos uno por cada 17; etc.; etc.; etc.

Así pues, por favor, un poco de vergüenza, menos alfombras para tan pocos impolutos y menos demagogia del alacrán, que ¡esto no es Hollywood!

Noticias relacionadas

¿Qué sucede en Europa? La reacción inesperada hacia la derecha

¿Hablamos de extrema derecha o simplemente de derechas a las que, los perdedores de la izquierda y los incapaces del centro, intentan demonizar?

Misa o culto

Los periodistas al informar sobre noticies cristianes deberían saber la diferencia existente entre misa católica y culto evangélico

La UCM bajo sospecha

Hay pregunta sobre WordPress, ¿para que lo utiliza un administrativo en la Universidad?

Siembra de buenos deseos

Pensemos que no aguardar nada es como morirse en vida, porque la misma existencia, es empeño por vivir; no en vano, el futuro está impreso en el deseo

El bluff catalán consigue que Sánchez se arrodille ante Torra

Sánchez se ha convertido en un maniquí fácilmente manejable por unos nacionalistas catalanes, que amagan y retroceden según su conveniencia.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris