Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

La Constitución Española y el PP alicantino

Josep Esteve Rico
Josep Esteve Rico
lunes, 7 de diciembre de 2009, 01:17 h (CET)
Como todos los años, el Día de la Constitución, los dirigentes políticos nos ofrecen unos artículos en la prensa escrita, ensalzando los valores constitucionales y, recordándonos el compromiso colectivo hacia la defensa y promoción de la Constitución como garante de los Derechos de los Ciudadanos y de la propia Democracia. Nos hablan de Libertad, Igualdad, Solidaridad y de los supuestos logros que han conseguido en relación a estos principios. Y nos señalan la obligación de cumplir con los deberes que nos imponen las leyes, sobre todo la Carta Magna como ‘Ley Madre’ o máxima suprema Ley de leyes. Así pues, la Constitución deviene como causa y justificación de nuestro sistema político democrático. Causa de los beneficios que ha conseguido nuestra Sociedad.

Pero estamos en crisis. El pueblo se está empobreciendo por meses a gran velocidad. Las libertades se contemplan con recelo para quienes las vulneran. Algunos se sienten cada vez más inseguros. La solidaridad es para terceros países. No hay financiación para que sobrevivan las pymes, -que son las que crean empleo- y tampoco para ayudar a las pobres familias arruinadas por la codicia financiera. Y la clase política cantando los beneficios de la Constitución, pero eso sí sin bajarse el sueldo, sin apretarse el cinturón.

En Alicante y El Campello desde hace 10 años una entidad cultural sin ánimo de lucro intenta crear el ‘Museo de la Constitución’ para potenciar los valores constitucionales. Ambos ayuntamientos ‘pasaron’ del tema alegando falta de presupuesto. Y cuando los promotores lograron la financiación de las Cortes Valencianas, estos ayuntamientos, tan ‘constitucionalistas y democráticos’ vuelven a rechazar el proyecto. Un proyecto austero y nada faraónico. Una idea bien estructurada, compuesta y estudiada pormenizadamente mediante un extenso y detallado dossier que no deja laguna alguna: regula aspectos vitales como financiación, composición-dotación-organigrama del museo, infraestructuras, personal, conexiones externas a las redes museísticas, dirección-gestión; entre otros.

Una iniciativa cuyo dossier se acompaña de una magnífica y cualitativa presentación audiovisual powerpoint. Una idea altruista de un grupo de jóvenes emprendedores de la 'terreta' de larga trayectoria cultural defensores de la Democracia, sensibles con los valores constitucionales y amantes de promocionar todo lo autóctono. Y ahora, ninguneados por los poderes públicos alicantinos que emanan de un partido que blasona de constitucional y democrático. El proyecto de este museo no solo busca ofrecer una exposición acerca de la actual Carta Magna de 1978 sino presentar al visitante un repaso de la historia del Constitucionalismo en España y en particular en la provincia de Alicante, mostrando elementos de todas las constituciones que han existido. Algo innovador y novedoso que creo no existe en todo el territorio español como museo, a excepción de lo que guardan el Congreso y Senado.

Todo muy interesante. Pero nuestros políticos gobernantes de la provincia miembros del PP 'pasan' de este proyecto, auqnue bien que se les hace la boca grande al hablar de la Constitución y encima se gastan diez o cien veces más de lo que cuesta este museo en iniciativas macrocolosales y super caras. Si hay cientos de millones para Volvo Ocean Race y Campeonatos de Fórmula 1, ¿por qué dicen que no hay 5 millones para el 'Museo de la Constitución' en Alicante? Esta cantidad es irrisoria y fácilmente recaudable. Pero, ¿cómo no se va a desengañar la gente de la clase política? Y ésto sí que es un mal para nuestra sufrida Democracia. ¿Y esos son nuestros representantes? ¿Y se consideran constitucionalistas y democrátas? Vergonzoso. Lamentable, en la ‘millor terreta del món’.

Noticias relacionadas

A contracorriente

Lo que has de reprochar, antes de hacerlo a otro, corrígete a ti mismo por si acaso

Me quedo con Houellebecq

Neorreaccionario, xenófobo, misógino, islamófobo, neofascista, adicto al sexo… Un deshecho de virtudes que adjetivan a uno de los escritores más vendidos de Francia: Michel Houellebecq

Ternura

En los tiempos históricos e histéricos que vivimos, se me hace “raro” escribir sobre la ternura

El sermón final de San Óscar Romero sigue resonando en la actualidad

Ante una orden de matar que dé un hombre debe prevalecer la ley de Dios que dice ‘No matarás

Complot de iluminados para asesinar al Kingfish

Inquietantes datos detrás de asesinatos políticos fundamentan teorías conspirativas que por mucho tiempo se consideraban producto de una paranoia delirante
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris