Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   LIGA BBVA / JORNADA 13   -   Sección:   Fútbol

El Racing desata la crisis en el Espanyol (0-4)

Los periquitos fueron incapaces de reaccionar ante la humillación de los cántabros
Redacción
domingo, 6 de diciembre de 2009, 19:31 h (CET)
El Racing hizo añicos a un Espanyol que se apagó de repente tras el descanso. La revolución de Mauricio Pochettino en el once inicial no evitó que el conjunto blanquiazul padeciera otra severa derrota.

FICHA TÉCNICA
0- RCD Espanyol: Kameni (1), Chica (1), Ruiz(1), Pareja (1), Pillud (1), Forlín (1), Baena (1), Luis García (1), Coro (1), Callejón (2), Ben Sahar (3)
4- Racing: Toño (3), Cristian (2), Henrique (2), Torrejón (2), Morris (2), Lacen (2), Colsa (3), Canales (3), Serrano (2), Munitis (2), Tchité (3)
Cambios : En el Espanyol: (min.56) Iván Alonso sustituye Baena; (min.56) Nakamura sustituye Luis García; (min.62) Tamudo sustituye Ben Sahar. En el Racing: (min.62) Oriol sustituye Morris; (min.72) Luis Garcia sustituye Canales; (min.79) Arana sustituye Serrano.
Goles: 0-1, Henrique (min.47); 0-2, Canales (min.51); 0-3,Tchité (min.67); 0-4,Canales (min.72)
Árbitro: Delgado Ferreiro (C. Vasco) ( 0/6). En el Espanyol Forlin (73’), Ruiz (87’). Y en el Racing a Morris (33’), Serrano (42’), Tchité (57’), Colsa (73’)
Incidencias: 25.180 espectadores en el estadio Cornellà-El Prat.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Ben Sahar
El delantero del Espanyol fue el único hombre periquito capaz de inquietar al Racing. Su velocidad y desborde por la banda izquierda sirvió para que la grada no entendiera que lo substituyeran por Tamudo.
Lo peor: Ocho goles en dos jornadas
El Espanyol ha encajado dos goleadas por cuatro goles en dos partidos. Ante el Atlético, en el Calderón, y ante el Racing de Santander en Cornellà-El Prat.
El dato: El error de Tchité
El delantero del Racing cometió uno de los errores más clamorosos de la temporada al fallar sólo ante la línea de gol y enviar el balón por encima del larguero.
Jordi Massana / Enviado a Cornellà-El Prat

Encajar ocho goles en dos partidos y no marcar ninguno es claro síntoma de crisis deportiva. El Espanyol está metido en un raro bucle en el que se ve incapaz de salir. Cuando encaja goles se queda paralizado y sin herramientas para intentar la reacción. Y la afición estalló dejando la grada desangelada cuando faltaban más de veinte minutos para que terminara el encuentro.

Sorprendente viendo el inicio. El Espanyol empezó tensado, concentrado. Consciente de que había que poner fin a la mala racha. La revolución en el once de Mauricio Pochettino, que llegó a dejar en la banqueta a hombres como Tamudo, Iván Alonso, Nakamura o Verdú, era un claro aviso de que había que empezar a actuar.

De este modo, el técnico periquito apostó por un centro del campo inédito con Baena y Forlín. A pesar de ser dos futbolistas de corte defensivo, el Espanyol consiguió crear más peligro que en las últimas jornadas y en el tramo inicial del partido dispuso de ocasiones clarísimas para avanzarse en el marcador.

Pero en el conjunto blanquiazul hay un hombre especialmente gafado de cara el gol: Callejón. Recibió un larguísimo pase al espacio de Pareja. Callejón ganó la espalda a la defensa. Callejón la pinchó. Callejón se plantó sólo ante Toño. Pero Callejón fue Callejón. Falló.

El ex del Real Madrid Castilla tiene la merecida confianza de su entrenador. Realiza un trabajo soberbio para su equipo. Trabaja, presiona, genera espacios y desborda. Pero no consigue definir sus ocasiones, especialmente los uno contra uno.

El dominio del Espanyol se fue desvaneciendo a medida que avanzaron los minutos y el Racing se valía del experimentado juego de Colsa para poner freno al dominio local. Un lejano cabezazo de Serrano obligó a Kameni a lucirse y enviar a corner.

Los periquitos dieron vida al Racing regalándoles algunas claras opciones que sirvieron para que los cántabros se acercaran de manera ostensible al gol. Un corner mal aprovechado para los periquitos terminó a los pies de Pillud que en un fallido rechace propició el contraataque del rival. Kameni cortó el peligro.

Pero sin duda, la más clara de la primera parte propició el error más clamoroso de la temporada. Munitis aprovecha un rebote en el área, se planta sólo ante Kameni y hace el pase de la muerte a Tchité. Pero el burundés, sólo ante la línea de gol, envió el balón por encima de la portería.

El partido estaba en un momento en el que los periquitos reclamaban una tregua. Pero no sabían que tras el descanso vendría lo peor. A los dos minutos, el defensa cedido por el Barça Henrique cabeceó al fondo de la red un centro de Canales.

Y poco después el propio Canales se encargó de ampliar la ventaja y helar Cornellà-El Prat. Munitis se la cedió ante la pasividad de la defensa periquita y el racinguista a media vuelta chutó. Kameni la tocó pero no pudo evitar el gol.

Mauricio Pochettino se dio cuenta de que debía cambiar alguna pieza, pero el carrusel de cambios no fue comprendido por la grada. Primero el sentar a Luis García por Nakamura, pero especialmente por permutar a Ben Sahar para dar entrada a Tamudo.

El israelí era el hombre más peligroso del Espanyol, el único capaz de generar peligro y así lo entendió la afición que abroncó al técnico periquito durante la substitución. Aunque los decibelios fueron aumentando a medida que crecía la debacle perica.

Penalti pueril de Pillud en el 67’ que transformó Tchité. La afición expresó su cabreo abandonando el estadio. Pero todavía quedaba más. En medio de gritos de “¡fuera, fuera!” llegó la puntilla. Canales de nuevo, al contraataque, perforó la red de Kameni y convirtió el cuarto del Racing. Sorprendió el racinguista que debutaba como titular en Primera.

Hacía cuatro jornadas que los cántabros no marcaban y no habían conseguido anotar más de dos goles en un mismo partido en lo que va de temporada. De este modo, el Espanyol volvía a encajar por segunda jornada consecutiva una agria goleada de cuatro goles a cero.

Gritos de “¡directiva dimisión!”. Algunos pañuelos. Y, sobre todo, el abandono en masa de los aficionados. Especialmente espectacular fue ver como la ‘corva jove’ en pleno se marchó cuando faltaban quince minutos para que terminara el partido.

No sólo fueron preocupantes las dos goleadas consecutivas, sino también la falta de carácter del Espanyol. Con el 0-4 en el marcador quedó paralizado y no fue capaz de mostrar el más mínimo síntoma de reacción. Los pocos espectadores que permanecieron en la grada enseñaron pañuelos blancos de protesta tras el silbato final.

Pero como la felicidad va por barrios, los numerosos aficionados del Racing que se desplazaron a Cornellà-El Prat celebraron a lo grande la recuperación de su equipo. Y el nuevo entrenador Portugal pudo tener un respiro ante la mala situación del conjunto cántabro.


SALA DE PRENSA
Mauricio Pochettino(entrenador Espanyol)

" Las consecuencias no las se. Todavía estamos muy en caliente. Creo que le equipo hizo una buena primera parte, peor quizá la ansiedad de no marcar en la primera hizo que recibiera un gol rápido en la segundo. Nos costo horrores recuperarnos. Los dos goles seguidos fue un golpe demasiado duro en lo anímico para poder revertirlo.
[Abandono de los aficionados del estadio] Por supuesto que me siento mal, pero comprendo la decepción de la grada”. [¿Capacitado?] “Eso lo va a tener que decidir el club. Yo estoy aquí y por supuesto, sino ya lo habría dicho”. “Me preocupa el nivel anímico del equipo. El equipo estaba entero al principio, pero ante la primera dificultad ha caído. La explicación? Quizá la ansiedad, los resultados adversos, el entorno…".
Miguel Ángel Portugal(entrenador Racing)

"[Cambio de imagen del Racing] Llevo dos semanas con el equipo, simplemente tratamos de darle una identidad. Creo que poco a poco lo vamos consiguiendo. Hoy hemos tenido la fortuna de marcar en un momento doloroso psicológicamente para el rival. El primer tiempo quizá empezamos con dudas, luego fuimos de menos a más. Y el primer tiempo fue una premonición de lo que vino después”. “Favorece todo, pero sobre todo que el equipo ha estado bien asentado en el campo, con orden atrás y criterio con el balón al salir al contragolpe”. “Cuatro goles no es normal que marque el Racing fuera de casa, hoy hemos tenido la fortuna de materializar las opciones. Lo que especialmente me agrada es la portería a cero".


Noticias relacionadas

El Cádiz se gana los primeros puntos ante el Almería

Albacete y Depor cierran el viernes con un empate

El Betis se la pega para empezar con el Levante

LaLiga alzó el telón sin goles entre Girona y Valladolid

El Sevilla llega a los play-off con una manita

Un tanto de Arana con dobletes de Nolito y Sarabia permiten al Sevilla pasearse por Vilna

El Barça vence a Boca Juniors en el Trofeo Joan Gamper

Malcom, Messi y Rafinha firman el 3-0

El Sevilla busca rematar la faena en Vilna

Los de Machín llegan con la ventaja del 1-0 de la ida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris