Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Artículo opinión  

Fernando Lugo, entre el abismo de la anomia y el bochorno global

Luís Agüero Wagner
Redacción
sábado, 5 de diciembre de 2009, 09:46 h (CET)
Dijo Kart Marx que nadie combate la libertad; a lo sumo combate la libertad de los demás. Puntualizaba que la libertad ha existido siempre, pero unas veces como privilegio de algunos, otras veces como derecho de todos.

En el Paraguay, la libertad de interpretar la Constitución y la realidad política se ha convertido en patrimonio exclusivo del obispo Fernando Lugo y sus partidarios, quienes afirman que su líder es una especie de figura sagrada del paganismo, que se encuentra por encima de la moral y las leyes, y a que ni siquiera es pasible de ser sometido al impeachment o juicio político.

Paralelamente a estas extravagantes ideas luguistas que parecerían buscar hundir al Paraguay en el abismo de la anomia, el obispo de Ciudad del Este, Mons. Rogelio Livieres Plano, habló de una deteriorada conducta moral y de que la mitad de las familias paraguayas, no están bien constituidas. También criticó a quienes deberían predicar con el ejemplo, pero que en la práctica dictan cátedra de anomia e inmoralidad, en alusión a los escándalos que envuelven al clérigo-presidente Fernando Lugo, quien desparramó hijos no reconocidos por todo el Paraguay.

“Del corazón del hombre, salen las maldades, como los adulterios, las fornicaciones, los robos, los asesinatos, etc., es una larga enumeración de males que salen del corazón del hombre”, reiteró el obispo. Añadió: “y no de cualquier hombre, de mí, de ustedes, de cada uno, diariamente salen cosas que están mal. Nosotros tenemos que aplicar el remedio en la raíz del problema”.

Livieres Plano fue el más crítico de los miembros de la jerarquía católica con la candidatura de Fernando Lugo, de quien afirmó que en realidad fue hecho a un lado por la iglesia debido a su inconducta.

ESCANDALOSA DESHONESTIDAD INTELECTUAL
Si algo caracteriza al luguismo, es el escándalo, inclusive cuando se trata de deshonestidad intelectual. No en balde fueron capaces de vender como referente moral a un cura pederasta, involucrado en secuestros y homicidios.

En un ejemplo de antología, la agrónoma y aficionada a la historia legionarista Milda Rivarola intentó hacer pasar gato por liebre, sin ruborizarse, afirmando que un juicio político es lo mismo que un golpe de estado. Desesperados ante el inminente juicio político de su jefe, los luguistas intentan confundir a la opinión pública acusando de golpistas a quienes propugnan el juicio político o impeachment, con el evidente propósito de restarles respaldo popular.

El gobierno de Fernando Lugo tiene como lema que el cambio no se detiene, aunque debería cambiar la palabra cambio por escándalo.

En otra jornada de escándalo para el Paraguay, convertido en la burla del mundo merced a su mesiánico ensotanado, una sobrina forzó a que lo reciba amenazando que iría a destapar la olla. Una evidencia más de lo presionable que es el héroe de la izquierda chanta, el clérigo-presidente Fernando Lugo.

LA BURLA INTERNACIONAL
“La Burla Internacional” tituló un artículo referido al obispo Fernando Lugo la periodista Nilza Ferreira, en el diario La Nación.

“En medio del ambiente de convulsión que se vive en el país, con campesinos que quieren disolver el Parlamento y la oposición que desea someter a juicio político al presidente Fernando Lugo, Paraguay nuevamente se alzó con una popularidad extraordinaria a nivel internacional. Pero no precisamente por liderar el combate a la corrupción ni por reducir el índice de pobreza, sino por convertirse en el centro de burla internacional” afirma la periodista.

También recuerda que la fama de padre y las demandas de filiación que afronta el ex sacerdote católico son tomadas como broma en el mundo. A nivel local un sector de la clase política tomó muy en serio el tema, reactivando incluso la posibilidad de enjuiciarlo por su “conducta indecorosa”, conforme había señalado el senador liberal Miguel Abdón Saguier.

En tono jocoso, otro legislador del opositor Partido Colorado aconsejó a Lugo habilitar un padrón aparte para inscribir y reconocer a todos sus hijos.

EL ÚLTIMO ESCÁNDALO
Gran sorpresa causó en los medios de prensa la aparición de una “nueva” hija no reconocida del presidente Fernando Lugo, Fátima Rojas de 19 años, quien el pasado sábado contrajo matrimonio con Luis Paciello (24).

Fátima, quien se supo, es la “hija preferida” del ex obispo de San Pedro, es hija de Teresita de María Rojas Garcete, quien además es madre de Liza Barriera, pareja de Juan Arrom, involucrado en el secuestro de la empresaria Edith de Debernardi, y su hermana María Belén Rojas, cuya paternidad se atribuye al amigo de Fernando Lugo, Fulgencio ‘Kencho’ Rodríguez,
Paralelamente suman y siguen los bochornos. La propia sobrina del Presidente, Mirtha Maidana, ratificó este martes que la joven Fátima Rojas también es hija del prolífico padre, quien en su caso también incurrió en el nepotismo al nombrar a su yerno con un jugoso sueldo prebendario en la binacional Yacyretá.

Otras dos mujeres, Benigna Leguizamón y Hortensia Morán aguardan una sentencia judicial en sus respectivas demandas para el reconocimiento de sus hijos cuya paternidad también es atribuida a Lugo, y la primera de ellas también lo acusa de haberla violado.

HASTA EN LOS ESTADIOS
En el campeonato de Primera División del fútbol argentino, San Lorenzo le ganó 3-0 a Boca Juniors, el fin de semana y los hinchas del "Ciclón" de Boedo comenzaron con las clásicas bromas (“cargadas”, en lunfardo) y en uno de los afiches apareció el presidente paraguayo Fernando Lugo saludando, y a su costado los jugadores paraguayos de Boca Julio César Cáceres y Claudio Morel. Acompañaba la frase: "Tranquilo Lugo, estos son nuestros hijos".

La fama de playboy y las demandas de filiación que afronta Fernando Lugo, son tomadas como broma permanentemente en la TV y otros medios argentinos, e incluso en el ámbito futbolístico. Cuando River le ganó a Boca, también ya le aclaraban a Lugo que los paraguayos "xeneises" no eran hijos del presidente Lugo.
De esta manera, a causa de las faltas de Lugo para con sus compromisos realizados ante su iglesia, ni siquiera los futbolistas paraguayos que se ganan la vida en el extranjero se salvan del escarnio.

Y pensar que sus panegiristas presentaban al obispo “de los pobres” Fernando Lugo como un mesiánico predestinado a borrar la mala imagen del Paraguay en el exterior. No está demás recordar la forma en que los seguidores del cura pederasta agredían con saña a sus adversarios políticos, presumiendo de superioridad moral.

Al parecer, nunca imaginaron que acabarían sometidos al bochorno global en menos de un año. Es que nadie merece una burla, a menos que haya empezado con una.

Noticias relacionadas

Pedro Sánchez y el sexo de otro Sánchez, "el Lute"

La Sesión del Pleno del Congreso de los Diputados número 162 fue atípica

Más dinero para Sanidad

Eliminación del copago, cubrir las bajas de médicos rápidamente, contratación de más médicos y personal sanitario es lo que se necesita ya y hablo de España

Toques exigentes

La magia de los toques exigentes hay que desearla; pero sobre todo practicarla

La navidad de los sesenta

Es saludable recordar viejos tiempos

El título de los padres de Felipe VI

Don Juan Carlos y Doña Sofía son reyes honoríficos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris