Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Buñuelos de viento  

Viva Franco, o eso dicen

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
sábado, 5 de diciembre de 2009, 09:38 h (CET)
Parece que la ultra derecha la ha vuelto a armar en Viena. Aprovechando que el Nervión pasa por Bilbao y el Athleti pasaba por la Europa Ligue, media Europa fascista se había dado cita en la capital austriaca. Y la han armado, como suele suceder en los fiestorros que este tipo de personal se monta, es que no se cortan un pelo.

La cosa ha ido de invasión del campo en no sé qué minuto y de follón, altercados y bengalas en cualquier momento o circunstancia, cualquier momento era bueno con la excusa del fútbol. Hasta, según dicen las crónicas, había banderas españoles preconstitucionales, las del águila, para entendernos, e incluso una curiosa foto nos muestra una pancarta que dice "Viva Franco".

Pasando por alto que la dictadura de Franco no era estrictamente fascismo, quizá salvo en sus inicios, (no se me soliviante el personal lector de izquierdas, eso no quiere decir que no fuese dictadura ni que dejase de ser cruel, haya calma) no consigo entender qué diantre pintaba allí la mención al pobre Franco al que ni sus más fervorosos partidarios dejan en paz.

Lo que son las ganas de provocar, seguro que si en vez del Athleti estuviera jugando mi Venta de Baños CF estos paisanos habrían estado bebiendo cerveza y comiendo salchichas como Adolf manda. ¡¡Se habrían perdido las maravillosas triangulaciones del centro del campo cerrateño y los remates diestramente dirigidos a la catenaria del ferrocarril cercano!! (Bueno, más o menos cercano)

Sólo se me ocurre otra imagen tan pasada de moda, tan casposa y tan demodé como un jovencito fascista: Un comunista. Dicen que los extremos se tocan y a veces se tocan bien fuerte, incluso con bates de béisbol. A uno no se le ocurre como todavía puede haber juventudes fascistas cuando la escuela es obligatoria hasta los dieciséis, y con lo mucho que viajan hoy en día los chavales. Siempre he creído que viajando se aprendía la vida, se conocían nuevos lugares, nuevas gentes, nuevos modos de vivir y se le caía a uno la boina, lo que, según yo suponía, le llevaba a uno a ser más comprensivo y tolerante. Que el fiestorro lo hayan montado en la sufrida Viena es ya delirante.

Me resulta tan difícil comprender a la juventud fascista como a la comunista. No, bueno, no. Me resulta más difícil comprender a un chaval joven defendiendo a Castro y al loco ese de Corea del norte (no me viene el nombre a la cabeza y sinceramente no tengo el menor interés en ponerme a buscarlo) que a otro defendiendo a Mussolini, pongamos por caso. Tan extremado gilipuertas me parece el primero como el segundo, quede claro, pero al menos el comunista tiene suficientes ejemplos actuales en los que mirar los resultados de los intentos de crear la Arcadia Comunista. Salen todos los días en la prensa.

Los que quisieran buscar ejemplos de regímenes fascistas tendrían que leer o estudiar, y eso ya ha quedado claro que este tipo de personas no sabe ni quiere ni le interesa. Que viva Franco allí donde esté ahora mismo.

Noticias relacionadas

Un imán y unos espías

Esta semana nos hemos enterado que, por desgracia, hubo quien, al parecer, nos ocultó toda una información necesaria para entender el porqué de los muertos y heridos en el atentado ocurrido el 17 de Agosto en el paseo más importante de Catalunya

La pornografía

Javier Tordera Castro, Almería

Mejor, cuidados paliativos

Josefa Romo Garlito, Valladolid

Carta abierta a los negociadores políticos

Gerardo, Madrid

De lo individual y lo social

Gerardo Hernández Zorroza, Getxo (Vizcaya)
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris