Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Buñuelos de viento  

Laporta, bañado en champán

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
viernes, 4 de diciembre de 2009, 06:10 h (CET)
Pues también me gustaría bañarme a mí en champán, aunque no tanto como bebérmelo lenta y delicadamente, si fuera posible en copa de flauta. Qué quieren que les diga, las fotos de este hombre, impresentable por otros motivos, no me parecen como para haber levantado la escandalera que han levantado, vaya tontería.

Reconoceremos que su equipo, que lleva muchas semanas jugando muy bien (no soy futbolero, pero llevo las orejas puestas en los bares, en el autobús y en la cola del pescado), acababa de ganar un partido importante por la naturaleza del rival, su eterno rival. No era una victoria cualquiera porque enfrente no estaba un equipo cualquiera. ¿Quién no saltaría y bebería todo lo que tuviese a mano si estuviese tan entregado a su afición futbolera? No todos podemos beber champán francés, yo llevo aficionado a la sidra-champán el Gaitero toda la vida, pero si yo pudiera lo haría.

Claro que yo no soy nacionalista catalán y no tengo que defender el cava, pero sí soy castellano, no vean ustedes los espumosos elaborados por aquí, y sin embargo mi coche no está fabricado en Valladolid ni en Palencia; no creo que consumir sólo, única y exclusivamente productos propios se deba pedir a nadie.

Miren, de Laporta se pueden criticar otras cosas, como que su única y reiterada manera de defenderse sea acudir a desautorizar a la prensa llamándola “españolista” y “caverna mediática”. Podía ser más original. Y más respetuoso. Y más discreto.

Noticias relacionadas

“La Iglesia católica no es extranjera”

Carlos Navarro, Castellón

Escuchar a los empresarios de Cataluña

Valentín Abelenda Carrillo, Tarragona

Recordar la unidad de la persona

Enric Barrull Casals, Barcelona

Señor, justicia, pero no por mi casa

Venancio Rodríguez Sanz, Zaragoza

Efectos de la pornografía

José Luis Hernández, Toledo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris