Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   A mi manera   -   Sección:  

La cosa va cuajando con Pellegrini

Sara Massa
Sara Massa
@Sara_Massa
jueves, 3 de diciembre de 2009, 04:33 h (CET)
El domingo se jugó el derbi, partido de trascendencia para todo el mundo del fútbol. Se decantó a favor del bando azulgrana por la mínima. Un gol de Ibrahimovic en el minuto sesenta que sentenció un partido de máxima importancia para ambos conjuntos. En estas mismas líneas, sin ser culé, he defendido a cal y canto a un Barça que el año pasado arrasaba allí por donde iba. Pero este año las cosas son diferentes.

El Barça no es el del año pasado, por lo menos eso creo yo. El Madrid llegó con todo al Camp Nou, Cristiano llegó al derbi, pero ante el asombro de todos el ingeniero dejó al “Rulo” y Benzemá en el banquillo. Con un planteamiento poco habitual del entrenador blanco, el Madrid mostró su mejor versión y jugadores que no terminaban de cuajar esta temporada realizaron un auténtico partidazo.

Uno de ellos fue Xabi Alonso. El 22 blanco parece que por fin encontró el buen juego que realiza cuando juega con la selección española. Dirigió la orquesta junto con Lass, ambos realizaron un papel formidable y demostraron que el Madrid, a veces, puede hacer soñar a los aficionados.

En el bando azulgrana, Pep colocó finalmente a Messi en el once titular e Ibrahimovic se quedó en el banquillo. Los once azulgranas cumplieron como siempre, pero asombra ver como Puyol y Pique fueron considerados los mejores del Barça. Xavi no fue el de siempre, y Messi, nuevo balón de oro por cierto, falló una ocasión clarísima en los últimos minutos delante de Casillas.

La primera parte fue más igualada. Ambos equipos demostraron que podían llevarse el partido. En la segunda la cosa cambió. Ibra apareció para demostrar que en cinco minutos puede darle la vuelta al marcador. Marcó un gol, que muchos dudaron si era o no fuera de juego, yo digo que no y ese gol supuso la victoria del Barça. A partir de ahí el equipo azulgrana dijo adiós al partido.

El Madrid cambió de careta y jugó al contraataque como pocas veces lo había hecho. Jugó, combinó y creo, y ya sin Cristiano sobre el terreno de juego, hizo que el Barcelona sudase para conseguir la victoria. Hay que reconocer que el Real Madrid no pareció el de siempre esta vez y con este nuevo estilo ha hecho soñar a todos los merengues con que aquí la cosa puede cambiar de verdad.

Cuando las cosas las hace bien un equipo hay que reconocérselas y a mi este Real Madrid me ha gustado, ahora solo toca esperar a ver si entran en una buena dinámica, continúan con este buen juego y consiguen sumar puntos. Déjenle tiempo a Pellegrini que parece que la cosa va cuajando.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris