Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Mujeres del Siglo XXI  

Carta abierta al director de Levante

Remedios Falaguera
Remedios Falaguera
jueves, 3 de diciembre de 2009, 04:20 h (CET)
Querido director de Levante:

Siento tener que decirle que artículos como el de Jesús Puig, "Parir i no parar", publicado el pasado martes, 1 de diciembre, le hacen un flaco favor a su diario y al periodismo en general. (http://www.levante-emv.com/opinion/2009/12/01/parir-i-pararbr/656394.html)

Pretender argumentar su apuesta por el aborto y la educación sexual en los colegios recurriendo al desprecio (“el hábito no hace el monje, pero esconde sus erecciones”), o con juicios de valor rastreros - como que “el aborto es una conjura del clero para asegurarse un mayor número de niños a quienes hurgarles el culet” o “la paranoia de la conspiración es fruto de un exceso de efluvios en el vino de misa” -, resultan vergonzosos para la profesión.

¡Hay que ser un profesional muy patético y ruin, y le aseguro que siento tener que decir esto de un “compañero”, para atacar a la Iglesia y sus ministros de esta manera tan repugnante!

Debo confesar que, como periodista que se siente orgullosa de su profesión, NUNCA me había sentido tan avergonzada.

Afirmaciones como, “el día que los clérigos pedófilos se queden preñados, la pedofília tendrá indulgencia plenaria y el aborto será un sacramento”, son la vergüenza de esta profesión.

Es más, no voy a entrar al trapo, ya siento no darle carnaza a D. Jesús para un próximo articulo, en justificar las palabras y el buen hacer de los ministros de la Iglesia aludidos en su artículo. Su calidad humana y espiritual, además de sus legítimas opiniones, merecen todo mi respeto y consideración.

Pero es evidente que la apuesta progre de D. Jesús de atacar y vilipendiar a la Iglesia vende. No es nada nuevo.

Es más, lamentablemente, resulta habitual observar, como desde medios de comunicación e instituciones públicas, se niega que la Iglesia y sus ministros puedan tener sus propias creencias, considerándolas “políticamente incorrectas, y se permiten por ello, sin el menor rubor ni decencia, ironías y vejaciones a su fe y a su doctrina.

Pero, los periodistas que nos dejamos la piel a diario defendiendo la verdad, la libertad de información y la lealtad de critica; los profesionales que nos empeñamos en informar y crear opinión publica preservando la dignidad de las personas y su derecho al honor, la intimidad y la propia imagen, consideramos una deshonra las palabras llenas de rabia contenida vertidas por D. Jesús Puig…¿Periodista?

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación a través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris