Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

Un vistazo al pacto de suicidio del Partido Republicano

Kathleen Parker
Kathleen Parker
miércoles, 2 de diciembre de 2009, 07:48 h (CET)
WASHINGTON – Cierta gente no sabe aguantar la prosperidad, que decía mi padre.

Lo mismo podría decir hoy de los Republicanos, que en medio del apoyo en caída libre a la agenda de esperanza y cambio del Presidente Barack Obama están considerando la idea de un compromiso “de pureza” para arrancar las malas hierbas de los indeseables de su cada vez más pequeña formación.

Justo cuando independientes y moderados pensaban volver a entrar en el ideario del Partido Republicano.

Justo cuando una tormenta casi perfecta de impopulares ideas Demócratas – desde la masiva reforma de la sanidad a los juicios civiles de terroristas, por no hablar del histerismo con el calentamiento global – amenaza con descargar sobre la Casa Blanca.

Justo cuando el Partido Republicano ganaba impulso tras las victorias a las gobernaciones de Virginia y Nueva Jersey... Los Republicanos realizan la danza de la lluvia en el jardín de su propio partido.

Con lo bien que les iban las cosas. De esta forma, algunos miembros conservadores del partido han propuesto una lista de principios con los que quieren que los futuros candidatos convengan a riesgo de renunciar al apoyo del Comité Nacional Republicano.

El llamado examen de pureza ideológica es una lista de 10 puntos – un pacto de suicidio, en la práctica – de posturas supuestamente Republicanas. Cualquiera que espere desempeñar un papel en el Equipo Republicano tendrá que suscribir al menos ocho de los 10 puntos – a través de sus votos depositados, declaraciones públicas o un cuestionario. La prueba se elevará a la consideración del Comité Nacional Republicano cuando se reúna en Hawai a principios del año que viene.

La idea de la lista surgió al parecer en respuesta a la derrota Republicana en los recientes comicios al Congreso en la región norte de Nueva York, cuando la Republicana de izquierdas Dede Scozzafava se retiró de la carrera bajo la presión de los conservadores, y dio su apoyo al Demócrata Bill Owens, que ganó. Los Republicanos habían ocupado ese escaño durante más de un siglo.
James Bopp Jr., el principal auspiciador de la resolución y miembro del Comité por Indiana, ha anunciado que “el problema reside en que muchos conservadores han perdido la confianza en las credenciales conservadoras del Partido Republicano”.

En realidad no, el problema es que muchos conservadores han perdido su fe en la capacidad de pensar que tienen los líderes Republicanos. Las resoluciones no son tanto declaraciones de principios como respuestas dogmáticas a los asuntos complejos que, ocasionalmente, pueden precisar de algo más que una cruz en un pequeño casillero.

Es una lástima que “élite” y “matiz” se hayan convertido en tacos en el léxico Republicano. Las élites son entendidas en los círculos Republicanos como “esa gentuza” totalmente ajena a “los verdaderos estadounidenses”. Y “matiz”, la definición de lo cual sugiere un enfoque sofisticado de interpretación (en contraste con “Porque lo digo yo, casó cerrado”) ha llegado al extremo de interpretarse como el sambenito afrancesado que los Republicanos colgaron al candidato presidencial John Kerry en el 2004. Su constante cambio de opinión en los temas del momento se asoció con la matización, es decir, la ausencia de decisión. Por tanto, ausencia de dotes de liderazgo.

Fue una manipulación supina del mensaje, si le van este tipo de cosas. Pero también se hacía la pelota al simplón estadounidense que todos llevamos dentro. No es por defender a Kerry, en concreto, pero que Dios nos coja confesados si alguien considera los matices o los nuevos sucesos y cambia de opinión.

Como dijo Kerry durante una entrevista en 2008 con AP, “la decisión erróneamente aplicada puede generar mucho dolor”. Esta nación, después de todo, estuvo (BEG ITAL)a favor(END ITAL) de la esclavitud antes de estar en contra.
La mayoría de nosotros sabemos que la capacidad de decisión instantánea no es siempre una virtud, pero aquellos que impulsan el examen de pureza parecen entender los matices como un enemigo del conservadurismo. La vieja guardia del movimiento conservador, los caballeros como William F. Buckley y Russell Kirk, encontrarán sin duda esta postura tan peligrosa como barroca. ¿Es que pensar ha pasado de moda?

De hecho, la lista de 10 puntos ofrecida por Bopp y los demás es la antítesis del conservadurismo. Como escribió Kirk en su propia obra “10 principios conservadores”, el conservadurismo “carece de Sagradas Escrituras y ningún (BEG ITAL)Das Kapital(END ITAL) recoge los dogmas... el conservadurismo es la negación de la ideología: Es una mentalidad, un tipo de carácter, una forma de ver el orden social”.

Cada uno de los puntos de Bopp resulta tan generalista y vago que ninguna persona reflexiva puede darles su apoyo con pleno convencimiento. Otros son tan simplistas como para carecer de significado. Por poner un solo ejemplo: “apoyamos la victoria en Irak y Afganistán apoyando los incrementos militares que recomienda el ejército”. ¿Qué significa eso? ¿Apoyamos todo incremento militar de efectivos sin importar el resto de consideraciones que podrían estar relacionadas? ¿No vamos a tomar nada más en cuenta? ¿La discrepancia implica que el disidente ya no apoya la victoria?

Cualquiera que sea la intencionalidad de los autores, el mensaje está claro: gente que piensa abstenerse. La vieja guardia del conservadurismo reflexivo haría bien en revisar sus raíces no ideológicas.

De lo contrario, ¿pedimos al capitán Kirk que nos teletransporte?

Noticias relacionadas

Quisicosas de la política nacional

“El éxito es la capacidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo” Winston Churchill

Preferiblemente otro día

Hacía un tiempo, Francisco de la Torre había declarado que no concurriría como cabeza de lista en las próximas locales

Los artistas mueren jóvenes

La corta vida del poeta

La verdad os hará libres

¿Qué verdad hace libres?

Envidia, odio y celos te debilitan y consumen

Pensamos y vivimos en gran parte de una manera inconsciente e irreflexiva
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris