Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Aborto. Paradoja e incoherencia

Josefa Morales (Valladolid)
Redacción
martes, 1 de diciembre de 2009, 04:05 h (CET)
El aborto es matar al “nasciturus” o niño nonato, incluso con una crueldad que traspasa el sadismo nazi. ¡Cuántas paradojas, semejanzas e incoherencias! El Socialismo marxista, “paradigma de los débiles”, impulsó el aborto en Rusia bajo Lenin en los años veinte.

Bajo el dominio de Hitler, el nacional - socialismo impulsó, en Alemania, la muerte de millones de judíos. En España, el socialismo con Felipe González, sin referéndum, abrió la veda al aborto despenalizándolo en tres supuestos, que lo hicieron libre en la práctica, hasta escandalizar al verse las atrocidades de clínicas abortistas. Los crímenes del nazismo fueron juzgados; los del marxismo, todavía no, y continúan bajo ropa de democracia. Ahora, el nacionalismo vasco ayuda a Zapatero para que lleve a cabo su sueño de convertir en derecho la ignominia de matanzas de niños en el vientre materno. El nacionalismo vasco o PNV, muestra así su incoherencia, pues se llama católico y por “un plato de lentejas” vende su conciencia. Llamar “progresismo” al aborto es como llamar “honestidad” al robo, “pacifismo” a la guerra, “laboriosidad” a la vagancia. Ese “progresismo” es como el papel de celofán, preparado para disimular cualquier cosa.

Noticias relacionadas

Una revolución contra natura

Resulta perverso pretender la supremacía de un género sobre otro o la desnaturalización de la persona para “moldearla”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXVI)

El Opus Dei sigue siendo un instituto secular vinculado indisolublemente a la prelatura personal de la Santa Cruz

Un poco de respeto, por favor

El master de Casado, el “postureo” de Sánchez las declaraciones de Corina, la venta de armas que asesinan a niños , las provocaciones del emérito y “El Pais”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXV)

Es tan sagrada la conciencia de las personas, que su invasión tosca por una secta como esta me provoca repugnancia

Inmanencias

Olvidamos en exceso las realidades innegable bajo el encantamiento de las opiniones frívolas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris