Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñueelos de viento   -   Sección:   Opinión

Pues Pinochet comulgaba

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
domingo, 29 de noviembre de 2009, 09:42 h (CET)
Soy católico practicante, ustedes perdonen. Y crítico, soy católico crítico, aunque no al estilo radical socialista de Bono, conste. Esto de ser católico últimamente vale para que le arreen a uno desde todas partes. Ateos, agnósticos, laicos, y anticlericales varios no necesitan excusas ni motivos ni razones, pero últimamente menudean también los que consideran que no eres suficientemente católico o no eres suficientemente pata negra y van y te sacuden. Hoy, sospecho, me van a dar por todas partes.

El caso es que Bono, a cuenta de la excomunión por el tema del aborto, tiene razón. No, no en lo del aborto, no a mi entender, pero sí en lo de Pinochet. Dice Bono que a Pinochet, con lo asesino que era de miles de personas le dejaban comulgar. Y tiene razón. Me parece.

Sí, soy católico aunque no se lleve o quizá precisamente porque no se lleva y siempre me ha gustado ir contra corriente, contra todas las corrientes. Y por ello me duele la situación a la que han llegado los seminarios, por poner sólo un síntoma del gran problema. La Iglesia, al humilde entender de este militante de base, hace mucho que dejó de lado a buena parte de los más débiles. Eso si hablo de la Iglesia como institución, no si hablo de multitud de sacrificados sacerdotes enclaustrados de por vida en parroquias rurales o en barrios pobres, no si hablo de una pléyade de sacrificados religiosos o seglares que pasan desapercibidos en la maraña social.

No voy a caer en la simple ordinariez intelectual de apoyar, como leí en Público en una ocasión, que el Papa debería vender el Vaticano para dárselo a los pobres, pero sí creo que la Iglesia debería haber defendido siempre a los más débiles, defendiéndoles con contundencia, publicidad y energía, y condenar a todos aquellos que bajo cualquier condición, con cualquier excusa y por cualquier motivo han abusado de la debilidad de los demás, condenándolos con radicalidad, sin clemencia y sin fisuras. Pinochet, y no sólo él, reunía méritos suficientes para que la Iglesia, de Roma a Santiago de Chile, le hubiera expulsado de sus filas en una sesión con banda de música, majorettes y confeti.

Hay multitud de católicos entregados personalmente, con enorme esfuerzo, sacrificio y valentía personales a luchar por los desheredados de la vida, ellos sin duda anhelan un acompañamiento de la Iglesia de Roma en sus desvelos. Hoy sin duda las víctimas más débiles y por lo tanto más necesitadas de defensa son los bebés no nacidos, pero las banderas que en su protección enarbola la Iglesia tendrían más seguidores, los seminarios estarían más llenos y las iglesias también si Roma fuese más coherente. Ya de paso la edad media de los sacerdotes no sería tan elevada y no habría tantas parroquias sin párroco.

Y ahora pónganme a parir, por favor.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris