Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Animales   Relaciones  

Los animales y el arte se enamoran

Destinar tu obra a los animales
Aurora Peregrina Varela Rodriguez
martes, 13 de septiembre de 2016, 08:33 h (CET)
Quiero aquí expresar una sana voluntad universal. La voluntad de una escritora del montón, que se olvida de hacerlo siempre bien y que fracasa muchas veces.

Que no se copien mis palabras para tirar al contenedor azul u oprimirme, porque aunque torpes o mediocres, llevan mi sello. Un artista siempre crea para alguien y con un fin. En mi caso, me quedo con los peludos o los pelos, como quieran llamarles. No sé con que te quedas tú, pero ya me contarás, seguro que con algo distinto o con lo mismo.

En mi casa, es lo que pasa, siempre hemos sido Ong de peludines, y hay que seguirlo siendo, porque me lo ha enseñado mi padre y es motivo de suficiente peso. Porque le respeto y sigo todos sus consejos, como si fueran sabios o predijeran un mejor porvenir para mí. Fue bueno por ello tener un padre divertido, amante de los animales y la casa, del trabajo y la sociedad. Amante de las causas sociales.

Hay algo de arte en tus palabras y si no, te lo inventas y te crees que eres muy buena, que algún día lo tuyo llegará muy lejos, a la Luna o a Marte y todo para ayudar a los animales, a terminar humanamente y mediante el convencimiento de las masas, con las mafias, a concienciar a la gente para que les adopten, cuiden y amen como a sí mismos. Y todo para ellos porque no siento inclinación por las personas.

Se lo merecen y necesitan, se lo ganan porque las formas de los animales son armoniosas y artísticas, divinas, inmensamente celestiales.

Poco a poco se hace el camino, letra a letra trazas un destino a tus ideas y sobretodo sabes que Dios defenderá que no se queden con lo tuyo quedando impunes de la mano de él.

Vamos allá, componiendo oraciones y párrafos, ventilando palabras y acciones, dejándolo escrito en un testamento que nadie podrá destruír y que es en parte ciertas publicaciones, tímidas, pero existentes.

Vamos allá porque tengo prisa y sé que nunca seré rica ni nada, pero seguiré siendo yo, ante todo y todos, con la conciencia tranquila. Y por respeto a todos y para que así me conozcan, aquí me presento.

Tienes libertad para escribir y dibujar, también para destinar y proyectar lo tuyo.

Tienes garra para seguir escribiendo sabiendo que te leen o porque sabes que lo hacen y que se ríen y lloran con tus expresiones, pero que también puede que las archiven para volver a leer una y otra vez...

La vida siempre fue gris, como las nubes, mareas de las playas peligrosas, como mi silla vieja del comedor, mi gato Lunito, que si decide irse de paseo no sé si volveré a verlo porque es muy aventurero y travieso. Mi consejo, pinta, colorea, escribe mal o bien, pero que sea para cumplir tu meta, tu trayecto, tu encargo.

Y que mejor que decir que es para: perros, gatos, caballos, orangutanes, cerdos, conejos y demás. Nada mejor, nadie es mejor, nadie lo merece más. Y en nadie más pienso.

Que no te roben tus sueños y mueve el mundo en la dirección correcta, fin de laboratorios de experimentación en potencias europeas y de sacrificio de animales injustificado o de animales sanos. Fin por fin y para que al fin sea así, aporta tu grano de arena amigo. Únete a mí en mi causa animal porque hay que estar del lado del que sufre, siempre.

Anexaré aquí algunos datos sacados de las publicaciones Online. Datos que muestran el amor de muchos artistas hacia los peludines. Según la Página de Internet: “Los animales y el arte:

“Está comprobado que los contenidos que más se ven en Internet son los videos de animales, especialmente de gatos. ¿Qué es lo que lleva a los seres humanos a ver tantas veces esos contenidos?. Muchos responderían que es porque les parecen tiernos o porque les parece chistoso. Lo que es verdad es que son seres vivos que nos inspiran y, para muchos, se pueden convertir en su mejor compañía”.

Seguimos. He aquí una selección de citas de artistas que amaron a los animales y en cierta medida les dedicaron su obra:

En el Blog Trasdós, de Helena Celdrán y José Ángel Gonzáles se habla de Franz Marc y se expresa sobre su figura:

-Creía en la “animalización del arte”, en las capacidades expresivas de dos ciervos en la nieve o de un perro descansando en el suelo. Sus óleos de animales transmiten calma y belleza. Los colores vivos, la figura estilizada y un halo de cariño hacen irresistiblemente tiernas las pinturas de Franz Marc (1880-1916), uno de los artistas más importantes del expresionismo alemán.

Su evolución fue rápida y asombrosa: en seis años, como sabiendo que moriría de modo prematuro, creó sus mejores cuadros. Los primeros, de formas más suaves y realistas; los últimos, de una realidad desvanecida en la geometría.

En la Página de Internet: Amigos de la Egiptología. Vive el Antiguo Egipto. Idea original de Victor Rivas. Barcelona-España, se manifiesta lo siguiente:

-Para los egipcios la naturaleza era un conjunto de compañeros, personas, animales y plantas, y todos debían respetarse por igual. Los egipcios siempre amaron a los animales. Su visión armónica del Universo, cuyo motor era la diosa Maat (entidad que representaba la justicia y el orden cósmico), hizo su visión de la naturaleza muy distinta a la judeocristiana, en la cual el hombre es el centro del universo, y ha sido encargado de dominar a todas las especies del mundo.

Ya Herodoto, pensador griego considerado el padre de la historia dijo en el Libro II de sus Historias, dedicado a Egipto: "el egipcio es el único pueblo que tiene los animales con él en las casas". Al eminente sabio, como griego que era, le resultaban muy extrañas algunas de las costumbres egipcias, como la igualdad entre hombres y mujeres, o el inmenso amor y respeto por los animales. Fruto de la estrecha relación entre animales y personas fluye un gran conocimiento mutuo, de tal manera que actualmente se considera al pueblo egipcio como el primero que constató los rasgos psicológicos de los animales iniciando el estudio de sus costumbres y la preocupación por su dieta. Y sin duda, hay dos aspectos fundamentales de esta relación que aún hoy en día nos fascinan: la reflexión que hicieron sobre que, si algunas divinidades eran similares a las personas, otras debían ser semejantes a los animales. Otro aspecto sorprendente es la integración del animal doméstico en el seno de la familia, y en caso de muerte, se le hacía el mismo duelo y enterramiento que a cualquier miembro de la familia.

Curiosamente los antiguos egipcios intentaron domesticar a todos los animales que conocieron. En numerosas mastabas, verdaderas "casas de eternidad", se representan escenas de la vida cotidiana del pueblo llano, y aparecen escenas en las que muestran la alimentación forzada de animales salvajes, que no se alimentaban en cautividad. Las hienas, que pretendían utilizar como los perros en las cacerías, las debían atar de pies y manos para que no "mordieran la mano que las alimentaba", y las grullas, cuya alimentación forzada ha suscitado la controversia entre algunos autores que opinan que en realidad lo que se pretendía era "elaborar Foie". (Quizás, si conocieran mejor el respeto por la dignidad de la vida del pueblo egipcio, apartarían esa hipótesis).

Son enternecedoras las escenas de parto de animales, en las que las madres reflejan en su rostro el esfuerzo, mientras que las personas ayudan a la parturienta. Los pastores y ganaderos, cuidan con esmero de las jóvenes crías.

En el sarcófago de la reina Kawit (Dinastía XII), mientras una muchacha la peina, un servidor le ofrece leche con la frase "para tu Ka, princesa". En una escena próxima, el origen de la leche es desvelado: mientras su ternerillo muge hambriento, una vaca está siendo ordeñada y una gruesa lágrima cae de sus bellos ojos. Nada extrañaría que los artistas egipcios plasmaran en esta representación una crítica social.

El concepto de "animal de compañía" está bien documentado en las fuentes egipcias. Los niños solían disfrutar con sus monitos, las damas salían a pasear acompañadas de elegantes gacelas. El Faraón, solía ir acompañado de su animal preferido, y son numerosas las escenas que muestran a Ramsés II sobre su carro, y a su lado corriendo su fiel guepardo.

Faraones como Ramsés II, III, IV y Tutankhamón, tenían leones y leopardos, además de una extensa cuadra de caballos. En un texto que narra la entrada de Amenofis II a una ciudad sitiada, se recoge el llanto del faraón al saber que los caballos han muerto por inanición.

La gran faraón Hatshepsut, una de las mujeres que llegó a reinar por derecho propio en Egipto, tenía un extenso zoológico, con mandriles, jirafas, leopardos y pájaros exóticos, llegados de lejanos países, como el legendario país del Punt, con el cual ella entabló relaciones comerciales. Su sucesor, Tutmosis III, faraón guerrero, contempló durante sus expediciones militares numerosos animales y plantas desconocidos en Egipto, que hizo plasmar en una zona del templo de Karnak .

Esta relación entre personas y animales, en algunas ocasiones llegaba al ámbito laboral, ya que algunos babuinos eran utilizados para dar vueltas a la prensa del vino, recoger dátiles de las palmeras, o patrullar al lado de los medjay, es decir, la policía.

Si bien los egipcios intentaron domesticar a todos los animales, al parecer sólo lo consiguieron con uno: el gato. Sin embargo, el gato ha conservado su original carácter, sin relaciones de servidumbre hacia su "amo".

El gato, al que los egipcios llamaban miu, aparece representado en la vida cotidiana del antiguo Egipto en multitud de contextos. Por sus características físicas, se distinguen dos tipos: el Felis chaus o gato de los pantanos y el Felix silvestris lybica o gato salvaje africano. El Felis chaus es algo más grande que el Felix silvestris lybica, es de constitución robusta, patas largas, cola más bien corta y orejas coronadas con largos pelos negros en los extremos. El Felix silvestris lybica es de menor tamaño, con una constitución y características similares al gato doméstico europeo y cola proporcionadamente larga. Este fue al parecer el predecesor de los gatos domésticos egipcios.

El primer testimonio de gato asociado al ser humano aparece en un enterramiento predinástico en Mostagedda, en el que el animal acompaña al difunto. Sin embargo, no se puede llegar a asegurar que el gato estuviese domesticado en época tan temprana. Aparece representado también en algunas mastabas de Imperio Antiguo y en un relieve del templo de culto de Pepi II, en Lisht, cerca de la pirámide del rey Amenenhat I, de la Dinastía XII, y también aparece como gato doméstico en la tumba de Baket III, en Beni Hasan (XI Dinastía).

Aparece con más frecuencia acompañando a sus amos en sus representaciones funerarias o momificados en pequeños sarcófagos a partir del reinado de Tutmosis III. El gato, cuyo carácter mimoso o arisco parece variar según su deseo, se ha asimilado al carácter femenino, llegándose a asociar a Hathor, diosa de las mujeres, de la belleza, el amor, la danza y la música.

Las cualidades de los felinos como expertos y hábiles cazadores, admiraron de tal manera a los egipcios que dieron sus características a numerosas deidades, tanto guerreras como protectoras. En su aspecto de cazadores de roedores, los gatos protegían el principal medio de sustento de las familias, los cereales. En su aspecto más fiero, los leones, o más adecuadamente, las leonas (que son las que realmente cazan y procuran el sustento a sus familias), se convierten en el ideal de fiero guerrero, protector hasta la crueldad de su camada.

Y por último quiero hablar de Congo, el primate pintor con un texto sacado de la página BBC Mundo: Cuando los animales crean arte.

Congo, bien podría dedicarse a pintar y donar lo que gana a la recuperación y protección de otros animales:

-Congo fue un chimpancé nacido en 1954 en un Zoo. Con dos años, el famoso zoólogo y artista Desmond Morris le dio un lápiz. "Algo extraño estaba saliendo de la punta del lápiz. Fue la primera línea de Congo. Se movió un poco y luego se paró. ¿Lo repetiría? Sí, una y otra vez".

Congo finalmente pasó de los lápices a los pinceles. Él y su arte salieron en el programa de la televisión Zoo Time, y en 1957 el Instituto de Arte Contemporáneo exhibió su trabajo en una exposición.

Aunque nunca pintó imágenes identificables, (retratos, paisajes o bodegones) el estilo de Congo fue descrito sin ninguna ironía por algunos como "impresionismo lírico abstracto". Tenía intención en sus pinturas y sentido de coherencia. Si le quitaban los pinceles antes de que él sintiera que había acabado, se quejaba hasta que se los devolvieran. Si había terminado su pintura, se negaba a seguir pintando incluso siendo animado.

En 2005, un conjunto de tres pinturas de Congo se vendieron en una subasta por unos 24.500$. En la misma subasta, se quedaron sin vender una pintura de Andy Warhol y una escultura de Renoir.

Quizá Congo fue una curiosidad zoológica, un extraño primate que tuvo la oportunidad única de expresar sus deseos artísticos, o al menos de frotar grafito y pintura en una superficie lisa.

Pero durante décadas, desde que produjo su primera pintura, los zoos han dado pinceles a los animales como una práctica común.

Apreciamos entonces que hay relaciones importantes en la historia entre los animales y el arte. Me pregunto entonces: ¿Por qué no van a ser ellos los protagonistas principales y destinatarios de tus obras?...
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Presupuestos Generales del Estado, puñetazos en la mesa y codazos en el hígado

Como en relación con los PGE, hay valoraciones varias, parece objetivo prescindir de informaciones personales y atender a las noticias publicadas

Euforia por las vacunas

El nivel de contagios en España sigue siendo muy elevado. El que bajen algo las cifras de contagiados no significa que la situación no sea muy preocupante

No desaparecerá la educación especial

Señora Celaá, ministra del ramo educativo no universitario: la igualdad entre dos alumnos no es dar lo mismo a los dos sino dar a cada uno lo que necesita

En el punto de mira

La corrupción en la Iglesia Católica es una piedra de molino atada en su cuello que no le permite alzar el vuelo

La “Ley Celaá” ahoga la libertad

“La deficiente redacción de la ley nos lleva a pararnos en la forma: sorprende el lenguaje plagiado de otras leyes y el destructivo lenguaje inclusivo que impide leer con agilidad y limpieza”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris