Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Momento de reflexión   -   Sección:   Opinión

Sanadores espirituales

Octavi Pereña
Octavi Pereña
miércoles, 25 de noviembre de 2009, 05:18 h (CET)
Los dirigentes sectarios, sea de la tendencia que sea, acostumbran a presentarse con una “apariencia de piedad” para así poderse introducir “en las casa y llevarse cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias. Estas siempre están aprendiendo y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad” (2 Timoteo 3:5-7).

La madre que confió en un supuesto sanador espiritual dice que “sus hijas y ella habían confiado en este hombre”. Esta declaración confirma lo que dice la Biblia al avisarnos de lo peligrosos que son los hombres que se presentan con una apariencia de piedad y nos aconseja que nos apartemos de ellos.

Los supuestos sanadores espirituales son muy bien vistos y se les abren las puertas de los hogares porque pregonan que hacen milagros y curan enfermedades que la medicina tradicional, con todos sus progresos, no puede curar. La madre que tenía dos hijas adolescentes que fueron violadas por un supuesto sanador espiritual, padecía cáncer, posiblemente irreversible. ¿Por qué no probar con alguien que hace milagros?

La iglesia de Corintio estaba provista de dones sobrenaturales, que yo llamo espectaculares,: sanidades, milagros, hablar lenguas e interpretarlas. Los corintios estaban muy orgullosos de estas manifestaciones que el Espíritu Santo hacía por medio de ellos. El apóstol Pablo tiene que cortarles las alas porque el enaltecimiento es peligroso. Les escribe diciéndoles: “Seguid el amor, y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis” (I Corintios 14:1).

Profeta, en un principio era una persona que anunciaba cosas futuras. A medida que el canon de las Escrituras se va formando, el profeta se convierte en una persona que las interpreta para edificación de los creyentes.

Es cierto que Dios puede curar en respuesta a las oraciones. Los cristianos debemos orar para que el Señor cure a los enfermos y los conforte en sus angustias. A la vez, pero, los pastores deben enseñar a los fieles que la enfermedad y la muerte son inevitables en un mundo afectado por el pecado y que no deben obsesionarse por ellas porque no dejan de ser trastornos temporales.

La doctrina de la resurrección que hace considerar locos a quienes la creen enseña que los muertos resucitarán, sea para salvación o condenación eterna. La función de la Iglesia es enseñar que la resurrección a la vida eterna por la fe en Cristo garantiza que el cuerpo decrépito por la enfermedad y el inevitable envejecimiento, se revestirá de salud perenne. Si se tiene la certeza de que la resurrección de Cristo es la garantía de la resurrección del creyente a la vida eterna, los achaques propios de la humanidad caída en pecado dejan de ser una preocupación absorbente y los ‘sanadores espirituales’ no encuentran “mujercillas cargadas de pecados” que les abran las puertas de sus casas para que puedan cometer sus fechorías.

Un supuesto sanador espiritual australiano ha sido condenado a 5 años de cárcel por haber abusado sexualmente a dos menores. La historia comenzó cuando la madre de las hijas adolescentes que padecía cáncer visitó al curandero. A partir de ahí nació una amistad que acabó con los abusos sexuales a las hijas. El juez John Reilly consideró “depredador” y “arrogante narcisista que creía que podía utilizar con impunidad a sus víctimas”.

La Biblia nos avisa “que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres egoístas, avaros …que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella, a éstos evita. Porque de estos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecado, arrastradas por diversas concupiscencias” (2 Timoteo 3:1-6).

El juez Reilly dice en su informe: “Él se ganó la confianza de la madre hasta el punto que permitió que sus hijas pasasen la noche con él porque creía que se beneficiarían de la terapia espiritual…entonces violó la confianza de la madre y de las hijas para su gratificación sexual”. “Mis hijas y yo hemos confiado en este hombre”, escribió la madre,”le habíamos dado la bienvenida en nuestra casa, en nuestras vidas y se había convertido en parte de nuestra familia”.

Jamás se debe olvidar el aviso que nos da el texto de la Biblia leído y que se refiere a los herejes que se infiltran en las iglesias para sembrar sus errores y apartar a los débiles del camino de la verdad. El apóstol pablo comenta que estas personas se introducen en los hogares para intentar atrapar “a las mujercillas cargadas de pecado”. Es muy posible que se refiera a viudas que no tienen claro la doctrina de la salvación por la fe en el nombre de Jesús. Estos intrusos con “apariencia de piedad” convencen a estas mujeres a que abandonen la fe recibida y los sigan. Los impostores disfrazados con pieles de ovejas siempre han actuado de manera parecida: buscan a mujeres débiles para arrastrarlos por sus caminos de perdición.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris