Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

Ettore Messina, el fichaje total

Rodrigo Gil-Sabio
Rodrigo Gil
lunes, 23 de noviembre de 2009, 02:33 h (CET)
El Real Madrid ha fichado este año a un ‘nuevo’ presidente mesías, a unos jugadores de fútbol más allá de la galaxia con su R2D2 CR9 a la cabeza, a un técnico de prestigio para el banquillo futbolero del Bernabéu pero, sobre todo, a un señor que me tiene encandilado desde hace años y que sabe de baloncesto lo que nadie: Ettore Messina.

El entrenador italiano del Real Madrid de baloncesto está demostrando con sus abrumadores números de lo que es capaz con un buen equipo pero que no está, ni mucho menos, entre las ocho mejores plantillas de Europa. Aún así, la intachable trayectoria de Ettore Messina demuestra que con una manzana golpeada es capaz de hacer un postre de auténtico lujo.

A diferencia de muchos cracks del deporte, el perfil personal de Messina fuera de la cancha es de por sí todo un acierto. Un hombre que ya en Moscú vivía en el centro, ha repetido en Madrid fórmula en un piso. No le gustan las estridencias y entiende que vivir desde la normalidad ayuda en su labor principal de entrenar a un club con muchos vicios adquiridos y que vive casi exclusivamente del fútbol.

Messina es un estudioso del baloncesto, un amante de la canasta, un profesional de 24 horas que exprime al máximo las virtudes y tapa al máximo los defectos de sus ejércitos. Además, y gracias a su asesoramiento, el Madrid ha fichado mucho y bien este año. El de Catania hizo del CSKA un imperio en Rusia y en Europa, con dos Euroligas, y ahora quiere llevar al Madrid de nuevo a una Final Tour, de la que hace años está más que alejado.

Y, claro, su primera condición para fichar por el Madrid fue traerse a un tal Novika Veljckovic, del que dicen los entendidos que es el nuevo ‘Kukoc’ del basket. Dicho y hecho, los números de Novika le están dando la razón a Ettorre. Su nuevo pupilo es una auténtica metralleta. Además, ha llegado un Pablo Prigioni con el que el Tau se hizo grande en Europa. Y, encima, el enorme y eficaz pívot Darjus Lavrinovic.

Luego, los refuerzos de Kaukenas, Hansen, Garbajosa, Vidal,… más los que ya estaban, un inconmensurable Sergio Llul, el increíble Louis Bullock y el seguro de vida Felipe Reyes. Con estos mimbres, a punto han estado de ganarle al todopoderoso Barça, llevan 8-0 en la ACB y son líderes en su grupo europeo, donde ya han pasado por encima del rey continental, el Panathinaikos griego.

El proyecto está encauzado y encabezado, y tiene una pinta excelente. Ahí, sí, Florentino, enhorabuena por dejarte asesorar, poner la pasta encima de la mesa, y construir un equipo de verdad, que ilusione, y que mantenga la brillante historia de su sección que en los últimos diez años ha estado moribunda por culpa de presidentes y directivos de bufanda que han manchado el buen nombre del Real Madrid de baloncesto. Desde la época de Sabonis, no me daba tan buenas sensaciones este equipo hasta este año. Ettore, todo tuyo.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris