Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

Un orgullo y una envidia en forma de Selección

Jorge Dargel
Jorge Dargel
viernes, 20 de noviembre de 2009, 09:14 h (CET)
Cada partido que juega la selección española nos damos cuenta que lo de la pasada Eurocopa en Austria no fue mera casualidad. ¡Qué buenos son estos tíos y qué bien juegan al fútbol! No hay discusiones ni peros que valgan, ni siquiera ya se oye el cansino y repetitivo debate si Raúl debe estar en el combinado nacional. Y es que esta generación de futbolistas puede escribir las mejores páginas de la historia de este deporte en nuestro país.

Los aficionados españoles podemos sacar pecho y gritar hasta quedarnos afónicos, España es la selección que mejor fútbol despliega en todo el mundo, pero además, se gana, se pasan los cuartos y se vencen a las clásicas Argentina, Italia, Inglaterra o Francia. Ahora sólo queda que el destino nos empareje en la final del próximo Mundial de Sudáfrica ante Brasil. Lograr el oro ante los brasileños sería el colofón perfecto, consiguiendo una hazaña hasta hoy no lograda. El camino y los cimientos para lograr tal menester están bien cimentados con un grupo de jugadores que son la envidia nacional.

Los Iniesta, Cesc, Xabi, Casillas, Villa, Torres, Silva, Xabi Alonso, Piqué, Arbeloa, Sergio Ramos, Puyol o Capdevilla siguen demostrando porqué se ganó la Eurocopa. Pero además, las nuevas incorporaciones no rompen para nada ni el juego ni el grupo, quizás lo más importante para lograr los éxitos. Y es que los Busquets, Negredo, Pablo Hernández, Iraola o el recien llegado Navas, se han acoplado a las mil maravillas. Ante Austria en el mismo escenario donde se logró la Copa de Europa de selecciones, repetían trece de los jugadores que consiguieron el mencionado éxito inolvidable para una generación de españoles que sólo habíamos visto en blanco y negro la alcanzada en 1964 con el gol de cabeza de Marcelino ante la URSS en el Santiago Bernabéu.

Sinceramente, creo que estamos viendo y disfrutando de la mejor concentración de futbolistas españoles de toda la historia. Ahora sí que de verdad nos tienen respeto y temor el resto de selecciones, que antes, por respeto, no nos menospreciaban, pero se reían de nosotros en el campo o tenían a la suerte como aliada. Ilusión es la única palabra que desprende esta Selección. ¡Qué más da que quién nos toque en el bombo de la primera fase del Mundial de Sudáfrica! Si España sigue con la imagen que está demostrando ante todo rival que se le ponga delante, pocos equipos podrán parar al combinado nacional. Para ello, será vital mantener esta humildad y el buen rollo que respirar por los cuatro costados, gracias en gran parte a Luis Aragonés y ahora con Del Bosque. Griten orgullosos, ¡somos la envidia mundial!

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris